CR9: Cristiano Ronaldo se apresta para convertirse en un centro delantero sublime

El gran delantero luso está ya en el terreno de lo inolvidable en la historia del fútbol
CR9: Cristiano Ronaldo se apresta para convertirse en un centro delantero sublime
El delantero del Real Madrid Cristiano Ronaldo celebra tras marcar uno de sus goles ante el Atlético de Madrid en semis de Champions.

En sólo 15 días hemos asistido sin invitación a un hecho histórico. No se trata de los más de 100 (106) goles del portugués Cristiano Ronaldo en la Champions League, hecho nunca antes visto desde la fundación del torneo ocurrida en 1955. No. Lo ocurrido el pasado 18 de abril y 2 de mayo de 2017 fue algo cuya trascendencia jamás podrá ser recordado por las estadísticas, porque no se trata de números, sino de la esencia del juego.

Cristiano Ronaldo, con sus tres goles ante el Bayer Múnich en el triunfo por 4-2 del Real Madrid en los cuartos de final, y otro triplete frente al Atlético de Madrid (3-0) en las semifinales, certificó su presente y futuro inmediato como futbolista: aquel veloz y desequilibrante hombre de banda en cuya carrera dejaba atrás rivales como pastos viejos tras el paso de una podadora, no existe más y hoy el portugués tiene absolutamente todo para vivir sus últimos años en el fútbol como uno de los delanteros centro más letales de la época moderna.

Sus dos tercias de dianas, primero ante el poderoso club alemán, y dos semanas más tarde en el derbi ante los colchoneros, sin importar si cayeron en posición legítima o en posición adelantada, sólo vinieron a corroborar el altísimo nivel de su peligrosidad. Ronaldo se apuntó seis goles dignos de cualquier delantero centro de larga carrera.

El luso es un superdotado y en dos semanas respondió al mundo una de las interrogantes más grandes en torno a sí mismo: cómo iba a gestionar el narcisista crack la inevitable pérdida de facultades físicas a consecuencia del paso del tiempo en un cuerpo que camina ya sobre los 32 años de edad.

El portugués conoce como nadie una a una las sensaciones de su cuerpo. Ha aprendido a administrar esfuerzos gracias al diálogo con su técnico Zinedine Zidane, quien en sus tiempos como futbolista rozó momentos de gracia sólo alcanzados por los más grandes en la historia del deporte, lo cual le da galones y autoridad para ser, además de respetado, admirado por monstruos de la talla de su pupilo.

El perspicaz estratega galo ha convencido a Ronaldo de jugar minutos inteligentes en lugar de acumular devastadoras millas sobre el rectángulo verde. Hoy, el estelar del Real Madrid llega en su momento más dulce a la etapa definitiva de la temporada europea, algo inédito en los últimos años.

Además, Ronaldo percibe los cambios en sus condiciones futbolísticas. Por supuesto se sabe menos poderoso en el mano a mano, pero más trascendente en el área, donde su inteligencia, olfato y categoría lo vuelven un depredador imparable y así lo demostró al guiar al Real Madrid a la antesala de la final del torneo europeo.

Bayern y ‘Aleti’, vaya víctimas

De hecho, en la eliminatoria completa frente al Bayern Múnich, Ronaldo una vez más silenció a su ejército de detractores al marcar cinco de los seis goles con los cuales el Madrid se ubicó entre los mejores cuatro clubes del Viejo Continente.

El global de la serie fue 6-3, con un Ronaldo exultante. El estelar luso dejó atrás un mes de sequía con cinco tantos, cuatro de ellos con definición a un sólo toque, algo no visto en el Real Madrid desde los tiempos del histórico goleador Hugo Sánchez.

Por si no fuera poco, la semana anterior repitió la salvajada al hacer otros tres al Atlético de Madrid y adjudicarse ocho de los nueve tantos de su club en estas dos etapas de eliminación directa del torneo.

Pocos futbolistas en el planeta tienen las condiciones de la estrella de los merengues. Ronaldo es un portento físico barnizado con las mejores cualidades técnicas y atléticas, porque de los hombres de área de la actualidad, incluido el charrúa Luis Suárez (Barcelona), el español Diego Costa (Chelsea), el argentino Gonzalo Higuaín (Juventus) o el polaco Robert Lewandowski (Bayern Múnich), ninguno posee potencia, técnica y fortaleza en el remate comparable a las suyas.

Este es el hecho histórico al cual hemos sido convidados. Porque para las estadísticas lo sucedido ante el Bayern y Atlético sólo son nuevos números para dotar de más piedras preciosas la prolífica carrera de Ronaldo, pero para el fútbol, el de las sensaciones y los recuerdos, el descubrimiento de la nueva disposición de juego del portugués es una gran noticia, porque da opciones de mantener vigente a uno de los mejores definidores en la historia de este deporte.

8

de los nueve goles anotados por el Real Madrid desde los cuartos de final de la Champions son obra de Ronaldo

106

goles suma Ronaldo en la Champions; nadie ha marcado tantos

32

años de edad tiene el luso, quien suma ya 398 goles con el Real Madrid desde su llegada al club en junio de 2009