Pandora, the World of Avatar: Animal Kingdom está a punto de convertirse en el parque más hot de EEUU

La apertura de Pandora, the World of Avatar, transformará el parque de Disney en Orlando
Pandora, the World of Avatar: Animal Kingdom está a punto de convertirse en el parque más hot de EEUU
Las montañas flotantes de Pandora.
Foto: Matt Stroshane / Walt Disney World Resort

ORLANDO, FL – Sobrevolar en un banshee –una enorme ave conectada neurológicamente con su piloto na’vi– las montañas y mares del mundo de Avatar será la principal atracción de Pandora, la nueva zona de Animal Kingdom que convertirá este parque temático de Disney en Orlando en el más novedoso del país.

El 27 de mayo abrirá sus puertas Pandora, the World of Avatar, un mundo dentro de Animal Kingdom que recrea el planeta en el que se sitúa la trama del film de James CameronAvatar”, que en 2009 se convirtió en la película más taquillera de todos los tiempos y que verá llegar, por fin, sus secuelas –tres– a partir de 2018.

Pero antes los fanáticos del film, y todos aquéllos a quienes les gusten los parques de atracciones, podrán disfrutar de un mundo bioluminiscente con las plantas más coloridas y exóticas, montañas suspendidas en el aire, cascadas, ríos subterráneos y seres azules de 10 pies de altura.

Disney lleva más de cinco años preparando este mundo que incluye dos atracciones principales –el Na’vi River Journey y el Avatar Flight of Passage– además de jardines, colinas, restaurante, bar, tienda… todo perfectamente diseñado en consonancia y con una historia que justifica por qué se encuentra en Pandora.

“Los valores de Animal Kingdom son el valor intrínseco e insuperable de la Naturaleza, la aventura como sorpresa y transformación, y la llamada personal a una historia que te ocurre a ti, que es irrepetible”, explica Joe Rohde, la mente creativa que está detrás de Pandora y de muchas otras atracciones de Disney. “Pandora comparte esos valores”.

La diferencia está en los detalles

Lo primero que llama la atención al eco-turista (así serán tratados los visitantes) cuando uno pisa por primera vez los caminos de Pandora es el cuidado que se ha puesto en cada pequeño detalle, ya sea visual, sonoro, táctil o incluso oloroso.

Las plantas reales que adornan los jardines se mezclan con otras artificiales, hechas a mano, para crear un colorido paisaje que, además, es interactivo. Las texturas mezclan un antiguo mundo industrial con uno nuevo natural. Las montañas –diseñadas con la técnica de perspectiva forzada, en la que los objetos más alejados se hacen más pequeños para que parezcan aún más lejanos– hacen sentir al visitante que se encuentra en un mundo enorme y distante. Los sonidos de animales llegan de todos lados, aún cuando no sean visibles, y van cambiando en la medida en que cae la noche y Pandora resplandece con su espectacular bioluminiscencia, una de las características que más llamaron la atención en “Avatar”.

Pandora se puede disfrutar de día y de noche.
Pandora se puede visitar de día y de noche.

Pero Pandora no pretende recrear el film “Avatar” en Animal Kingdom. En primer lugar, la historia que se experimenta en Pandora sucede muchos años después del conflicto relatado en el film. En Pandora reina la paz, aunque hay mucho trabajo por hacer y especies por recuperar. Y, además, aquí el visitante es un protagonista más, que experimenta diferentes cosas según sus intereses, su curiosidad y el momento en que visite esta área, separada del resto del parque por un río.

Avatar Flight of Passage

La atracción principal de Pandora será sin duda “Avatar Flight of Passage”, una simulación en 3-D de un vuelo sobre un banshee. Pero la aventura empieza antes, mientras se hace la cola –y habrá largas colas, sin duda– adentrándose en una cueva prehistórica donde ahora se realizan investigaciones científicas. Es llamativo cómo cada vez más las atracciones han convertido la espera en parte de la diversión, mejorando notablemente la experiencia del visitante.

Una vez “a lomos” del banshee es impresionante lo bien logradas que están algunas sensaciones, como la respiración del animal entre tus piernas, los olores y el viento en la cara mientras uno sobrevuela el mundo de Avatar frente a una enorme pantalla gigante. Sin duda, una de las simulaciones en 3-D más avanzadas que se hayan diseñado.

Na’vi River Journey

El paseo en barca por el río Na'vi.
El paseo en barca por el río Na’vi.

La segunda atracción en Pandora es mucho más tranquila y llevadera. Se trata de un paseo en barca por un río subterráneo, prácticamente a oscuras, en el que se puede disfrutar de la bioluminiscencia en todo su esplendor mientras se escucha al Chamán de las Canciones, un Na’vi que envía energía positiva al bosque a través de sus canciones.

Comida y bebida en Pandora

Los puestos para comer y beber dentro de Pandora también fueron diseñados como parte de la experiencia. Así, la Cantina Satu’li rinde homenaje a la cultura de los Na’vi con su decoración y hasta con sus platos, en los que se mezclan colores poco habituales, como un cheesecake azul y una cerveza verde. Es comida rápida sin grandes pretensiones, pero en un marco divertido que gustará a los niños y con una selección de platos más saludables de lo que estamos acostumbrados a ver en un parque de atracciones.

Justo en frente se encuentra un tiki-bar, Pongu Pongu, en el que un humano que luchó en Pandora sirve cócteles luminiscentes y las exóticas cervezas.

Y, por supuesto, no falta una tienda de souvenirs, Windtraders, donde se venden todo lo imaginable relacionado con este nuevo mundo de Pandora que convertirá a Animal Kingdom en uno de los parques más solicitados por los visitantes a Orlando en los próximos meses.