Lanzan campaña de naturalización para un millón de inmigrantes este año

El clima anti-inmigrante es tal que la “tarjeta verde” ya no es “escudo” suficiente para muchos inmigrantes
Lanzan campaña de naturalización para un millón de inmigrantes este año
La meta es que al menos un millón de extranjeros soliciten la ciudadanía, de cara a los comicios de 2018

WASHINGTON.- Grupos pro-inmigrantes anunciaron este viernes una nueva campaña para alentar a al menos un millón de inmigrantes a solicitar la ciudadanía este año, convencidos de que es una buena “arma de protección” contra políticas anti-inmigrantes.

Durante una conferencia telefónica, el legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez, y activistas de grupos cívicos explicaron que, tras el ascenso del presidente Donald Trump al poder, el clima anti-inmigrante es tal que la “tarjeta verde” ya no es “escudo” suficiente para muchos inmigrantes.

Si el año pasado la retórica incendiaria de Trump y la posibilidad de su triunfo electoral motivaron a decenas de miles de inmigrantes a solicitar la ciudadanía, ahora son las redadas y demás medidas policiales las que infunden temor de que incluso los residentes legales puedan ser blanco de “la migra”.

Los inmigrantes buscan “protegerse contra las políticas anti-inmigrantes” de la Administración Trump y “estamos viendo un enorme aumento en las solicitudes”, dijo Gutiérrez, cuya oficina en Chicago (Ilinois) ha estado organizando talleres de información.

“La energía que existe entre los estadounidenses que quieren ayudar a la gente que está bajo amenaza de la Administración Trump me conmueve y anima mi espíritu. Nunca he visto este número de personas que desean hacer ciudadanas, es algo sin precedente”, dijo.

Tara Raghuveer, subdirectora de la “Alianza Nacional para Nuevos Americanos” (“National Partnership for New Americans”, NPNA), precisó que la meta de la campaña “Naturalize NOW!” es lograr que poco más de un millón de extranjeros se hagan ciudadanos en el año fiscal 2017.

En el primer trimestre del año fiscal 2017, que comenzó en octubre pasado, la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) recibió 239,628 solicitudes, manteniendo o aumentando la tendencia del año anterior, señaló la activista.

Por otra parte, Raghuveer indicó que una campaña similar en 2016 logró que 971,242 inmigrantes solicitaran la ciudadanía -un incremento del 24% respecto a 2015- pese al alto costo de los trámites.

La campaña, promovida por NPNA, “Mi Familia Vota”, el sindicato “UNITE HERE”, y otros grupos nacionales, contará con más de 200 talleres de información y asistencia para completar los trámites a lo largo del verano, y ya tiene programado 97 eventos desde ahora hasta junio próximo.

Se calcula que 8,8 millones de inmigrantes son elegibles para solicitar la ciudadanía, y de éstos, 3,7 millones podrían hacerlo a bajo costo o de forma gratuita mediante “exenciones” en el pago de tarifas a USCIS.

“Queremos conseguir otro millón una vez más, y es algo que tenemos que hacer todos los años para alentar a nuestra comunidad, la que es elegible, para que se escuchen sus voces y reciban otros beneficios” de la ciudadanía, dijo Ben Monterroso, director ejecutivo de “Mi Familia Vota”.

“Desafortunadamente, desde que comenzaron a aumentar las tarifas, ese alto precio está dejando la ciudadanía fuera del alcance de nuestra comunidad”, se quejó.

Monterroso calculó que, entre las campañas de naturalización y de inscripción de votantes, unos 18 millones de hispanos podrían emitir su voto en los próximos comicios.

Ada Briceño, secretaria tesorera del sindicato “UNITE HERE”, urgió a las familias a solicitar ya la ciudadanía “y no esperar uno, cuatro, o diez años, porque este es el momento”.

En Los Angeles (California), el sindicato ha logrado que los empleadores corran con el 80% del costo de los trámites de ciudadanía, de manera que los trabajadores sólo tengan que pagar $145 dólares, señaló Briceño.

En la actualidad, el costo de la ciudadanía es de $725 por persona, que incluye $640 para el formulario N-400, y $85 para la revisión de antecedentes criminales y datos biométricos, según USCIS, que ofrece exenciones en casos limitados para personas que no pueden pagar la tarifa.

Petra Falcón, directora ejecutiva de “Promise Arizona” y miembro de NPNA, dijo que la adopción de la ley estatal “SB4” en Texas es otro aliciente para que los inmigrantes se hagan ciudadanos.

“A través de la ciudadanía, tenemos la mejor protección contra la deportación, y puede proteger contra los ataques” de la Administración, afirmó Falcón.

Los activistas no precisaron el costo de la campaña ni sus fuentes de financiación, pero enfatizaron que parte de su trabajo depende de “aliados” y voluntarios en todo el país.

Desde que Trump lanzó su candidatura presidencial en junio de 2015,  encasillando a todos los inmigrantes como “violadores” y narcotraficantes, las autoridades registraron un aumento en las solicitudes de ciudadanía a nivel nacional.

El promedio mensual entre agosto de 2015 y enero de 2016 fue de aproximadamente 64,800 solicitudes de ciudadanía, un incremento del 15% en comparación con el mismo período el año anterior.

En total, 730,000 inmigrantes obtuvieron la ciudadanía en 2015, un aumento del 12% respecto al 2014. Los aumentos fueron especialmente notables en estados con grandes poblaciones hispanas, según datos oficiales.