Los viajes que le costarían el puesto a comisionado de Correccionales

La sonada renuncia de Joseph Ponte se daría en medio de la polémica por usar un vehículo público para actividades personales
Los viajes que le costarían el puesto a comisionado de Correccionales
Durante semanas, el comisionado Joseph Ponte ha estado en el centro de la polémica.
Foto: Cindy Ord/Getty Images

El comisionado del Departamento de Correccionales de la Ciudad de Nueva York, Joseph Ponte, ha sido blanco de las críticas desde que se supo que usó repetidamente el vehículo oficial para viajes personales. Fuentes cercanas al funcionario señalaron a los medios locales que Ponte renunciará a su cargo este viernes, mientras el alcalde Bill de Blasio está fuera de la Gran Manzana, en Connecticut.

La salida del comisionado se produciría después de días que han sido incómodos para el Alcalde, quien hasta ahora ha defendido el desempeño del comisionado. “Creo que los árboles no están dejando ver el bosque”, fue la analogía de De Blasio para defender a Ponte. “Joe Ponte cometió un error. Él está consciente de eso y pagará el dinero de vuelta por las millas que usó. Estoy convencido de que no hizo nada malo“.

Un reporte del Departamento de Investigaciones de la Ciudad reveló que el comisionado manejó reiteradamente el automóvil oficial a Maine para asuntos personales. Estos viajes significaron más de 18,000 millas en traslados y un gasto de más de $1,500 en gasolina y pago de peajes.

Las indagaciones además mostraron que Ponte estuvo fuera del Estado por más de 90 días el año pasado, de los cuales 35 cayeron en día de semana y en sólo seis oportunidades solicitó días libres. El comisionado cobró su salario normal por al menos 29 de esos días.

Varios sectores han criticado la conducta del comisionado, incluyendo  la presidenta del Concejo de la Ciudad de Nueva York. A preguntas de la prensa, Melissa Mark-Viverito opinó que Ponte debería salir de su posición.  “Yo sí creo que Ponte debe dejar el cargo“, aseguró. “Creo que debiera considerarlo seriamente en este punto”.

La renuncia de Ponte no sería la primera que afectaría a un alto funcionario de la administración De Blasio. Otra que dejó su cargo antes fue la comisionada de la Administración de Servicios Infantiles (ACS), Gladys Carrión, después de denuncias por negligencia en el manejos de casos.