Madres y activistas marchan para exigir respeto a derechos de las mujeres y los inmigrantes

Decenas de activistas y madres marcharon este viernes por las calles de Washington para exigir a la Administración Trump respeto a la diversidad y a los derechos de las mujeres y de los inmigrantes.
Madres y activistas marchan para exigir respeto a derechos de las mujeres y los inmigrantes
Activistas defensores de los inmigrantes y las mujeres realizaron protesta contra Trump en vísperas del "Día de la Madre" en EEUU. Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON.- Acompañadas de una banda, música patriótica, e imágenes de la Estatua de la Libertad, en víspera del “Día de la Madre” en EEUU, decenas de activistas y madres marcharon este viernes por las calles de Washington para exigir a la Administración Trump respeto a la diversidad y a los derechos de las mujeres y de los inmigrantes.

Empujando cochecitos de bebés, los manifestantes hicieron su primera parada frente al Hotel Internacional Trump, ubicado entre el Capitolio y la Casa Blanca, para denunciar los ataques contra la comunidad inmigrante y lo que calificaron como una agenda “anti-mujeres” y “anti-familia” del gobierno del presidente Donald Trump.

“Estamos acá para protestar contra muros, contra una injusta política de deportación que separa familias, y contra pruebas religiosas que excluyen a refugiados… hemos llegado demasiados lejos como para darnos la espalda o abandonar el Sueño Americano”, dijo Donna Norton, vicepresidenta ejecutiva de “Madres con Poder” (“MomsRising”), organizador del evento.

La reverenda Jennifer Butler, principal ejecutiva de “Faith in Public Life”, acusó a la Administración Trump de “darle la espalda a gente que ha atravesado un infierno” en busca de refugio en EEUU, y denunció esfuerzos por reducir los beneficios de salud para madres trabajadoras.

La reverenda Jennifer Butler (con el micrófono) acusó a la Administración de “dar la espalda a quienes han atravesado un infierno”. Foto: María Peña/Impremedia

Por su parte, Clarissa Martínez, analista de asuntos de inmigración del Concejo Nacional de La Raza (NCLR, en inglés), dijo que los responsables de política de la Administración Trump tienen la obligación de resguardar la “diversidad” como uno de los bienes más valiosos de Estados Unidos.

“Exigimos que protejan ese valor, y que frenen el ataque contra millones de familias a través de políticas anti-inmigrante, contra la salud, y otras políticas anti-estadounidenses”, afirmó Martínez, en inglés y en español.

La Administración Trump ha dicho que la comunidad latina es y será una de sus “prioridades”, además de que ha prometido promover medidas para la creación de empleos, y mejoras para la educación, entre otros asuntos.

Pero, a la luz de esfuerzos para anular “Obamacare” o el recrudecimiento del combate a los inmigrantes indocumentados, los activistas señalaron que esas palabras suenan “huecas”.

Así, los activistas portaban carteles con mensajes pro-inmigrantes, y empujaban cochecitos de bebés con cajas repletas de miniaturas de la Estatua de la Libertad, como símbolo de los valores fundacionales de “justicia y libertad” en EEUU.  Las cajas estaban dirigidas a Trump, al fiscal general, Jeff Sessions, y a líderes republicanos del Congreso.

Con canciones patrióticas de fondo, los manifestantes marcharon hasta el edificio del Departamento de Justicia, donde entregaron a un funcionario de alto rango la caja destinada a Sessions.

Activistas y madres de diversas minorías étnicas entregaron una caja con miniaturas de la Estatua de la Libertad en el Depto. de Justicia. Foto: María Peña/Impremedia

En declaraciones a este diario, Ingrid Vaca, una madre indocumentada y activista de “United We Dream”, afirmó que el “Día de la Madre”, el próximo domingo en EEUU, en realidad no será una causa de celebración para madres que, como ella, viven con el temor a la deportación.

“Para nosotros no va a hacer un día de festejo. ¿Por qué? Porque es un día de miedo, porque las leyes que está imponiendo este nuevo gobierno para nosotros es duro… tenemos el temor de que nos puedan arrestar y que nos deporten”, explicó Vaca, madre de dos hijos “DACAmentados”.

“En estas cajas los niños están trayendo muchas estatuas de la Libertad para entregar aquí al ministerio de Justicia (Departamento de Justicia), y demostrarles que la libertad no es tapar nuestras bocas, no es cerrar nuestros ojos, no es tapar nuestros oídos”, ante el sufrimiento de los inmigrantes, precisó Vaca.

Loading the player...

El evento fue organizado por “MomsRising” y contó con el apoyo de organizaciones cívicas como NCLR, “United We Dream”, el “Centro Nacional para Leyes de Inmigración” (NILC), “Faith in Public Life”, y “el Centro Legal Nacional para las Mujeres”.