Caseros enfrentan millonaria demanda por rentas ilegales en Airbnb

La Ciudad demandó a una propietaria por violar la normativa que prohíbe rentar habitaciones en NYC por menos de 30 días.
Caseros enfrentan millonaria demanda por rentas ilegales en Airbnb
La Ciudad está poniendo mano dura contra los que usan esta plataforma sin cumplir con las normas de la ley aprobada el pasado enero
Foto: Cortesía / Airbnb

Los caseros que están usando servicios de arriendos a corto plazo, como Airbnb, de manera ilegal, están siendo castigados severamente por la Ciudad. Las autoridades de la Gran Manzana acaban de dar un claro ejemplo de la mano dura con la que están multando a quienes renten sus viviendas a través de este tipo de plataformas sin cumplir con las leyes aprobadas recienemente. Una propietaria del Lower East Side enfrenta una demanda de $1.2 millones por presuntamente arrendar varias unidades en sus edificios a través de Airbnb.

Rose King fue acusada por los abogados de la Ciudad por usar distintas identidades para arrendar habitaciones en sus propiedades ubicadas en el 536 de la calle 14 este, en el 123 de la calle Ludlow y en el 127 de la calle Rivington. La normativa de NYC prohíbe rentar lugares por menos de 30 días a menos que el casero cuente con las autorizaciones apropiadas.

Si una persona tiene una casa o apartamento y la quiere alquilar en la plataforma Airbnb tiene que hacerlo por más de 30 días en el caso de que no resida bajo ese mismo techo en el momento del alquiler.

Según los abogados de la Ciudad, King administra las unidades en coordinación con su cómplice Bryan Chan, quien usa las mismas fotos de los departamentos en al menos dos de sus perfiles en Airbnb bajo los nombres de “Ryan” y “Sam”.

Estas personas “usan abierta y de manera engañosa al menos nueve identidades diferentes y 33 cuentas distintas de Airbnb” para anunciar 12 unidades en los tres edificios que poseen, se lee en los documentos de la demanda llevada a cabo por la Ciudad y a los que tuvo acceso el New York Post. Los acusados cobran $85 por noche a quienes se hospedan en estas habitaciones.

King además enfrenta acusaciones de inquilinos que aseguran que ella está tratando de obligar a que los arrendatarios de sus departamentos con rentas estabilizadas a que se vayan. La acusan de querer convertir esas residencias en más habitaciones de Airbnb.

“Es indignante, es ilegal y detendremos a estos malos actores que dañan nuestros vecindarios”, aseguró el alcalde Bill de Blasio al New York Post. “Los neoyorquinos no pueden permitir que las casas a precios accesibles se conviertan en hoteles”.

Airbnb retiró los avisos de King y Chang de la plataforma.

Mientras la Ciudad pone mano dura a quienes no cumplan con la normativa, hay algunos sectores como East Williamsburg, donde se concentra la mayor parte importante de los arriendos a corto plazo de la Gran Manzana, en los cuales todavía no se ha visto ninguna acción de las autoridades. Si bien la Ciudad ha detectado caseros incumpliendo las normas en distintas áreas de NYC, ninguno ha sido multado en East Williamsburg.

Desde que entró en vigencia la nueva regulación en enero de este año, la Ciudad ha castigado a 16 caseros de otros vecindarios que han vulnerando la regulación y los ha castigado con multas que suman $284,000, según reportó DNAinfo.