Piden investigar las tácticas anti-pandillas del NYPD

Activistas y abogados quieren saber cómo el NYPD usa las redes sociales para añadir a jóvenes en la base de datos sobre grupos criminales
Piden investigar las tácticas anti-pandillas del NYPD
Activistas y abogados piden investigación al frente de la Alcaldía Foto por Mariela Lombard
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

“¿Estoy en una base de datos pandillera?”, decía el cartel de uno de los activistas que junto a profesores, abogados y líderes comunitarios se unieron en una protesta este martes en la Alcaldía para demandar que el Departamento de Investigaciones de la Ciudad (DOI) conduzca una investigación sobre las tácticas anti-pandilleras del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

Los manifestantes le enviaron una carta a Philip Eure, el inspector general para el NYPD, enumerando una serie de preguntas, siendo una de las principales el que aclare cómo un individuo acaba en la base de datos pandilleros de la Uniformada y cómo se están usando las redes sociales para incriminar a los jóvenes.

Usando leyes estatales y federales de conspiración, los jóvenes que “no han cometido ningún crimen son acusados simplemente porque son asociados con otras personas, se visten de ciertas maneras o tienen actividad en esos medios de comunicación con aquellas personas que están siendo investigadas”, expresó Anthony Posada, abogado para el Legal Aid .

El DOI confirmó que obtuvo la carta pero no comentó sobre el contenido.

En una entrevista con El Diario, el subcomisionado del NYPD Kevin O’Connor negó que la Uniformada tuviera una base de datos. “No estamos buscando en las redes sociales todo el día, eso sería imposible”, expresó. “Cuando algo se considera es porque es parte de una investigación de algún acto o un grupo por razones obvias como tiroteos, homicidios, o patrones de robos”, añadió.

Pero en esas investigaciones, el crimen cometido por un individuo puede resultar en arrestos de muchos en las redadas. Así fue el caso de un joven de 19 años que pertenece al grupo juvenil de Black Lives Matter de Nueva York, según contó su presidente Hawk Newsome. El joven acabó aceptando un trato para salir de la cárcel después de un año.

“Están sacando a nuestros niños de nuestras comunidades sólo por con quién andan”, añadió el abogado.

“La manera que se hacen las conexiones entre lo que los jóvenes publican y sus afiliaciones con una pandilla aún no está claro. Aún hay mucho que no conocemos”, dijo Alex Vitale, un profesor de sociología en Brooklyn College quien ha estado investigando sobre el tema por un año para un libro que está escribiendo.

El académico consiguió un formulario que los policías llenan para entrar a un individuo a una base de datos de pandilleros.

En una conferencia de prensa este martes sobre un tema no relacionado, un reportero le preguntó al comisionado de la Policía James O’Neill sobre los reclamos de los activistas, a lo que respondió que el año pasado se realizaron alrededor de ​100 redadas de las cuales fueron arrestadas unas 1,000 personas que estaban envueltas en crímenes y actos violentos.

​”El número de tiroteos y homicidios continúan disminuyendo así que estamos enfocándonos en las personas adecuadas”, expresó. ​