El hombre que empujó a Trump a sacar a EEUU del Acuerdo de París

Myron Ebell le recordó al presidente que una de sus promesas electorales fue salirse del tratado firmado en 2016

Guía de Regalos

El hombre que empujó a Trump a sacar a EEUU del Acuerdo de París
Myron Ebell le dio el último empujón a Donald Trump para sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París.
Foto: Leon Neal/Getty Images

Si bien es cierto que fue Donald Trump quien anunció el pasado jueves la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París, todo apunta que el principal promotor de este cambio en la política medioambiental de la Casa Blanca es Myron Ebell, director del Instituto de la Empresa Competitiva (CEI), una de las organizaciones sin ánimo de lucro más críticas con el compromiso firmado en la capital francesa.

Según CNN, pese a que Trump había prometido en su campaña electoral que salvaría a Estados Unidos de los “problemas” causados por el Acuerdo de París, el presidente no se atrevió a dar el paso definitivo hasta que Ebell, líder del equipo de transición de la Agencia para la Protección del Medio Ambiente de la Casa Blanca, “le recordó lo que debía hacer por sus ciudadanos” en un anuncio de televisión.

Ebell tiene opositores en todo el mundo a causa de su negación del cambio climático.

“Me siento muy orgulloso de lo que mi empresa, el CEI, ha logrado a nivel nacional, ya que gracias a su influencia el presidente ha tomado la decisión correcta“, aseguró Ebell, quien añadió que su único objetivo era ayudar a Trump y a su gabinete a salir de la encrucijada en la que se encontraban.

Curiosamente, nadie sabe con seguridad cómo se financia la organización dirigida por el “amigo” del presidente, ya que este tipo de grupos sin ánimo de lucro no están obligados a desvelar la identidad de sus donantes.

Ebell, pese a no ser un científico, se ha convertido en uno de los negadores del cambio climático con mayor repercusión en todo el mundo y en uno de los principales detractores del Acuerdo de París, al que calificó en 2015 como una “medida ilegal y lamentable“.