Crímenes sexuales en el Subway de NYC suben más de un 50% en tres años

Los números de 2017 podrían superar los 941 casos reportados el año pasado

Guía de Regalos

Crímenes sexuales en el Subway de NYC suben más de un 50% en tres años
Los crímenes sexuales en el Subway siguen en aumento.
Foto: Kena Betancur / Getty Images

Viajar en el Subway de Nueva York se convierte en una actividad más peligrosa y arriesgada cada año. En los últimos tres años, los crímenes sexuales han incrementado en un 51. 2% en el transporte público, según un reporte que la senadora estatal Diane Savino dio a conocer el martes. Entre las infracciones se incluyen abuso sexual, manoseo y otras clases de comportamientos lascivos.

Las estadísticas recogidas por la Policía revelan que, en 2016, hubo 941 crímenes reportados;  es decir, 321 casos más que en 2014. Esto sin contar con los delitos que no son denunciados.

En 2017, la situación no mejora. Durante los cinco primeros meses del año,  se han denunciado  434 incidentes de crímenes sexuales, por lo que lo se espera que los números del año pasado sean superados.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo,  calificó como “completamente inaceptable” las cifras. Savino ya trató de endurecer la legislación en el pasado para que el manoseo sea considerado un delito grave.  Recientemente,  la senadora demócrata de Brooklyn y Staten Island volvió a presentar la medida que busca que los acusados por tocamientos indebidos cumplan hasta 7 años en prisión de resultar culpables. El Senado aprobó el estatuto, pero la Asamblea la mantiene en suspenso. Se espera que  sea evaluada en los próximos días.

“Es horroroso ver cómo estos crímenes asquerosos no se castigan de manera apropiada. La Asamblea no está protegiendo a los pasajeros del Subway”, denunció Savino. “Si no endurecemos las penas, los criminales seguirán victimizando a los pasajeros del tren”.

El asambleísta Joe Lentol aseguró que revisarán la legislación, pero no mostró mucha confianza. De hecho, confesó que la mayoría de jueces ni siquiera sentencia a los criminales con el período máximo de un año que estipula la ley, según The New York Post.