Protestan por dos casos de deportaciones de inmigrantes de NY

Una familia mexicana y una ecuatoriana enfrentan la separación, luego que sus parientes fueran arrestados por ‘La Migra’

Guía de Regalos

Protestan por dos casos de deportaciones de inmigrantes de NY
La esposa de Martin Martinez, Julia Ochoa y su hija, Maria Cristina Martinez en una conferencia de prensa donde la Defensora del Pueblo Tish James y la Presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito pidieron que se paren las deportaciones masivas.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Las afueras del edificio 26 Federal Plaza en el Bajo Manhattan, donde está la sede del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en Nueva York, fue escenario este miércoles de dos demostraciones en contra de las deportaciones del padre mexicano Martín Martínez y el joven ecuatoriano Diego Ismael Puma Macancela y su madre Rosa Macancela

En las manifestaciones realizadas con horas de diferencia, activistas, inmigrantes y sus aliados, se mostraron fuertes contra las detenciones de ‘La Migra’, gritando: “No somos uno, no somos 100, somos millones–cuéntanos bien”.

En la primera acción, en la que participaron la presidenta del Concejo Municipal Melissa Mark-Viverito, el contralor Scott Stringer, la defensora del pueblo Letitia James, varios concejales y líderes sindicales, se celebró que el martes el padre mexicano Martín Martínez fue liberado por tres semanas.

Según su hija María Cristina Martínez, de 22 años, el inmigrante fue detenido en el 26 Federal Plaza porque tenía un boleto a México con escala en Orlando y no directo a ese país como exigen las autoridades federales. El padre de dos hijos ciudadanos y abuelo de un nieto entró al país sin permiso hace 30 años.

“No dejes que nadie te diga que tus llamadas no son suficiente”, expresó la hija y estudiante de ciencias políticas, al referirse a que gracias a una intensa campaña de llamadas lograron que Martínez fuera liberado temporalmente. Sin embargo, el padre tendrá que cumplir con su orden de deportación el próximo 1 de julio.

“Muchas familias están pasando por esto, muchas familias están bajo estas circunstancias y están siendo separadas”, expresó la joven.

Entre tanto, Mark-Viverito aseguró que seguirán manifestándose en las escalinatas del 26 Federal Plaza para apoyar a las familias neoyorquinas. “Tenemos un presidente racista que está implementando una política que está destruyendo la familia y seguiremos diciendo en esta ciudad que sí somos una ‘ciudad santuario’”, expresó.

 

 

Luis Marcancela, hermano de Rosa y tio de Diego Puma. Amigos y parientes de Diego Puma y su madre, Rosa, quienes fueron detenidos por ICE se reunieron en el 26 Federal Plz para pedir su liberacion.
Luis Macancela, hermano de Rosa y tío de Diego Puma. Foto por Mariela Lombard

Caso de ecuatorianos

Unas horas más tarde, los familiares de Diego Ismael Puma Macancela, de 19 años, y su madre Rosa Macancela también se manifestaron por la detención de los ecuatorianos. Ambos cruzaron la frontera en el 2014 para escapar de la violencia y buscar trabajo, y ahora enfrentan la deportación.

La madre e hijo vivían en Ossining, Nueva York, donde Puma se iba a graduar de la escuela superior, pero antes que pudiera ir a su fiesta de ‘prom’, fue detenido por ICE un día después que se llevarán a su madre. “Ellos vinieron a trabajar, no vinieron hacer nada malo”, expresó el tío de Puma y hermano de Macancela, Luis Macancela.

ICE argumentó que Puma tenía antecedentes criminales en Ecuador, pero los oficiales del Consulado de Ecuador, que estuvieron presentes en la manifestación, aseguraron que eso era falso. “No tiene ningún antecedente criminal en Ecuador”, dijo Johanna Bueno, quien trabaja bajo el Plan de Contingencia del Gobierno de Ecuador que comenzó en febrero para educar a los inmigrantes, acompañarlos a las cortes y dar seguimiento a las familias con seres queridos deportados.

En el área de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut están monitoreando más de 100 casos.

En los primeros 100 días de la Administración de Donald Trump 21,362 inmigrantes fueron arrestados por ICE, lo que representó un aumento de 32.6%, según reportó el Washington Post.

Pero a pesar de estas acciones del Gobierno federal, un reciente estudio de PRRI demostró que no hay ningún estado donde la opinión pública crea que las deportaciones masivas arreglaran el problema de inmigración. De hecho la mayoría de los encuestados (un 75% de los demócratas y un 55% de los republicanos) opina que las personas sin estatus legal deberían de tener un camino para la ciudadanía.