Alarmante cifra de personas adictas a los fármacos para el dolor en EEUU

Millones de personas deben ser atendidas cada año por esta situación en los centros médicos del país
Sigue a El Diario NY en Facebook
Alarmante cifra de personas adictas a los fármacos para el dolor en EEUU
En exceso, los medicamentos para el dolor pueden dañar al cerebro.

Casi 1.3 millones de estadounidenses necesitaron atención médica por problemas vinculados a los opioides en un año, según un estudio publicado hoy por la gubernamental Agencia para la Investigación y Calidad de la Salud (AHRQ).

Según los últimos datos oficiales disponibles del informe, relativos a 2014, la epidemia de opioides en todo el país, con más de 320 millones de habitantes, llevó a 1.27 millones a las salas de emergencias o a permanecer hospitalizados ese año.

Según el Instituto Nacional de Salud (NIH), los opioides reducen la intensidad de las señales de dolor que llegan al cerebro, afectan a las áreas que controlan las emociones, incluido el dolor, e implican medicamentos con hidrocodona, oxicodona, morfina y la codeína, entre otros.

Con relación a 2005, EE.UU. registró un aumento del 64% en la atención hospitalaria y un incremento del 99% en el tratamiento de emergencias, mientras los expertos avisan de que continuará esta tendencia si la epidemia sigue sin disminuir.

En esos nueve años, las visitas diarias en las salas de urgencias o en las consultas hospitalarias se dispararon de 1,800 en 2005 a 3,500 en 2014 y afectaron en particular a las personas de entre 25 a 44 años.

En 2014, las personas entre 45 y 64 años fueron el segundo grupo de edad que más se vio afectado por esta epidemia y entre los que más creció la asistencia en consultas (un 64% en los últimos nueve años) y en urgencias (un 108.1%).

Las personas mayores de 65 años sufrieron un aumento en las hospitalizaciones, aunque, según el informe, el dato se explica por las reacciones a los medicamentos recetados, más que por sobredosis o el uso de heroína u otras drogas ilegales.

Este grupo sufrió una subida de un 85% en hospitalizaciones relacionadas con los opioides y un 112.1% en las visitas a los servicios de emergencia.

A diferencia de pasados informes, ahora las mujeres son igual de propensas que los hombres a ser tratados y hospitalizados por problemas relacionados con los opioides, pero los hombres aún tienen más probabilidades de acudir y ser dados de alta en los servicios de emergencias.

En particular, las hospitalizaciones aumentaron en un 54.5% en hombres y en un 75.3% en mujeres, mientras que las visitas a los servicios de emergencia se incrementaron en un 103.1% en hombres y en un 94.8% en mujeres.

Sin embargo, aunque se trata de un problema nacional, las repercusiones de los opioides se registraron de desigual manera dependiendo de los estados.

Maryland, que lucha contra altos índices de sobredosis de los opioides de la heroína y por prescripción y cuyo gobernador, Larry Hogan, declaró este año el estado de emergencia en respuesta a la crisis, lidera esta lista nacional de atención hospitalaria.

Massachusetts y el Distrito de Columbia (donde está la capital, Washington), Rhode Island, Nueva York, Virginia Occidental, Connecticut, el estado de Washington, Oregón, Illinois y Maine figuran también entre los estados más afectados por esta epidemia.