Oficiales del NYPD interrumpen grabaciones de civiles según reporte

En tres años hubo 257 quejas, que incluyeron 347 alegaciones acusando a oficiales de detener grabaciones
Oficiales del NYPD interrumpen grabaciones de civiles según reporte
Las interferencias fueron físicas y verbales Foto por Mariela Lombard

Del 2014 a el 2016 hubo 257 quejas de civiles alegando que oficiales del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) intervinieron en la grabación de actividad policiaca.

Esas quejas fueron menos del 2% de las 15,006 que recibió la Junta de Revisión de Quejas de Ciudadanos (CCRB) en Nueva York, la agencia que publicó el análisis de tres años.

“La interferencia en las grabaciones civiles de la actividad policial impide que la Junta pueda hacer determinaciones basadas en hechos acerca de supuestas conductas inapropiadas y es un perjurio para todos los involucrados en una investigación-los oficiales y los civiles por igual”, dijo Jonathan Darche, director ejecutivo del CCRB, indicando que mientras más vídeos, mejor pueden determinar las alegaciones.

Dentro de las 257 quejas, hubo 347 alegaciones que directamente acusaron a oficiales a impedir la grabación de su actividad. (Cada queja o incidente puede tener más de una alegación.) Las interferencias verbales, cuando un oficial ordena que paren la grabación fue el 24% de las quejas, mientras que la interferencia física fue el 46%. El análisis sólo cuenta con las quejas hechas al CCRB, así que el número podría ser mayor ya que muchos casos posiblemente no fueron reportados.

Entre las recomendaciones del informe, estaba que la Guía de Patrullaje incluyera más detalles sobre qué cuenta como una intervención, cómo reaccionar si un civil está interrumpiendo la actividad policiaca mientras graba (el cual no está permitido), y que exista un diálogo con los grupos que específicamente graban la actividad policial cuales formaron una parte sustancial de las quejas.

Los grupos de vigilancia a oficiales o cop watch en inglés son esenciales para responsabilizar al NYPD según Loyda Colón, vocera para el Comité de Justicia, una organización que entrena y organiza a equipos que vigilan a los oficiales.

“La falta de responsabilidad y liderazgo para proteger a los neoyorquinos de los abusos y brutalidad policial es lo que permite continue este comportamiento en el NYPD bajo la administración de De Blasio”, expresó Colón instando que los miembros de la comunidad deben de continuar vigilando a los uniformados.

El subcomisionado de la Uniformada, Peter Donald, destacó que de las 257 quejas, menos de 100 fueron corroboradas. “En el 2016, el NYPD proveyó guías legales amplias a los oficiales y sus supervisores enlistando los derechos del individuo a grabar eventos públicos, incluyendo las acciones de los oficiales”, expresó Donald.

La oficina de De Blasio aún no ha respondido a nuestras solicitudes para un comentario.