Denuncian muerte de 14 recién nacidos en hospital dominicano

El Servicio Nacional de Salud dominicano negó hoy que la muerte de 14 recién nacidos en un hospital público de Santo Domingo el fin de semana pasado haya sido por negligencia médica, pero las evidencias apuntan a todo lo contrario
Sigue a El Diario NY en Facebook
Denuncian muerte de 14 recién nacidos en hospital dominicano
El presidente del Colegio Médico denunció el hacinamiento de las pacientes. (Foto proporcionada por los querellantes)
Foto: Cortesía

SANTO DOMINGO – Catorce recién nacidos murieron entre el viernes y el domingo pasados en la maternidad La Altagracia, en la capital dominicana, por la precaria situación que atraviesa ese hospital, denunció hoy el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Waldo Ariel Suero.

“Son niños que no debieron morir, que debieron salvarse en su gran mayoría de haber existido las condiciones mínimas para la atención pero, por la falta de recursos de este hospital, siguen falleciendo cada día”, señaló Suero en un comunicado leído a la prensa en las afueras de dicho hospital.

De acuerdo con el presidente del CMD, en La Altagracia “existe una situación de hacinamiento que raya lo infrahumano, lo que genera maltrato involuntario a los enfermos debido a que el personal médico está atendiendo a otros pacientes en condiciones en las que perdemos el respecto a su dignidad, exponiendo nuestro ejercicio como profesional a las demandas médicas”.

“Tenemos tres y cuatro madres de parto en una sola cama, no hay baños que valgan la pena, con mucha precariedad, no hay donde dormir decentemente, mala alimentación, no hay condiciones para la docencia”, insistió.

De diez quirófanos de los que dispone el hospital, dijo, apenas tres están funcionando, aunque “con mucha precariedad”.

“No tenemos oxímetros, las máquinas de anestesia tienen escapes de oxígeno, las camillas no dan posiciones adecuadas a la hora de asistir a un paciente y en el área de perinatología se ha disparado la mortalidad, con un hacinamiento de hasta cinco recién nacidos en un cunero“, explicó Suero.

Asimismo, aseguró, “faltan lámparas de calor y las incubadoras son insuficientes para el ingreso de los recién nacidos que necesitan ir a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal, lo que ha provocado que muchos niños que deben estar en una incubadora no encuentren espacio y mueran por enfriamiento fuera del área”.

Servicio de Salud dominicano niega negligencia en muerte de 14 recién nacidos

Por su parte, el Servicio Nacional de Salud dominicano negó hoy que la muerte de 14 recién nacidos en un hospital público de Santo Domingo el fin de semana pasado haya sido por negligencia médica y atribuyó los decesos a las precarias condiciones de salud de los infantes.

El director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Nelson Rodríguez Monegro, atribuyó los decesos de los niños a malformaciones congénitas, infecciones, nacimientos prematuros y otras que los mantenían como pacientes de alto riesgo.

El funcionario aseguró, en rueda de prensa, que hubo casos de preeclampsia y otros padecimientos.

Rodríguez aseguró que el área de perinatología de la maternidad La Altagracia, donde ocurrieron las muertes, no se encuentra actualmente en reconstrucción como denunció el presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Ariel Suero, quien horas antes dio a conocer la muerte de los recién nacidos.

Afirmó que ese centro de salud cuenta con 49 médicos especialistas en perinatología, más otros 93 al servicio de cualquier incidencia, así como unas 90 incubadoras.

Descartó que los fallecimientos sean el resultado de la deficiencia en los servicios de salud e insistió en que se debió a problemas que presentaron las madres y los niños.

Estas declaraciones contrastan con las acusaciones de Suero y las fotos que han distribuido en las redes pacientes de la instalación.

Suero denunció que la muerte de los 14 niños fue producto de la “falta de recursos de ese hospital”, donde aseguro existe una “situación de hacinamiento que raya lo infrahumano”.

“Tenemos tres y cuatro madres de parto en una sola cama, no hay baños que valgan la pena, con mucha precariedad, no hay dónde dormir decentemente, mala alimentación, no hay condiciones para la docencia”, denuncio el dirigente gremial.

De diez quirófanos de los que dispone el hospital, dijo, apenas tres están funcionando, aunque “con mucha precariedad”.

“No tenemos oxímetros, las máquinas de anestesia tienen escapes de oxígeno, las camillas no dan posiciones adecuadas a la hora de asistir a un paciente y en el área de perinatología se ha disparado la mortalidad, con un hacinamiento de hasta cinco recién nacidos en un cunero”, explicó Suero.