Decisiones judiciales beneficiarán a menores migrantes detenidos y pondrán coto a órdenes de Trump

Juez ordena se nombre un monitor o defensor que se asegure que menores detenidos tienen rápida liberación de refugios o centros de detención.
Decisiones judiciales beneficiarán a menores migrantes detenidos y pondrán coto a órdenes de Trump
Los niños migrantes tienen derechos establecidos por un acuerdo federal en 1997. Abogados pelean por mantener esos derechos para los niños migrantes de hoy (Foto: Archivo)

Dos recientes decisiones de tribunales federales, respecto a la detención de migrantes menores de edad, harán mucho más difícil que el presidente Donald Trump pueda cumplir con una de las órdenes ejecutivas dictadas en marzo, que ordena la “detención obligatoria” de familias que arriban pidiendo asilo.

Eso es al menos lo que opina Peter Schey, el abogado constitucionalista cuya organización lleva dos años y medio peleando contra el gobierno estadounidense para facilitar la liberación de estos menores de edad detenidos por las autoridades migratorias.

En entrevista con La Opinión donde explicó las recientes decisiones de los tribunales, el director del Centro para Derechos Humanos y Ley Constitucional, dijo que esa lucha, iniciada a principios de 2015 durante el gobierno del presidente Barack Obama, finalmente está comenzando a dar sus frutos.

“Estas dos decisiones harán que sea muy difícil para Trump cumplir con esa amenaza”, dijo Schey. “Los tribunales han dejado en claro hasta ahora, que los menores de edad, acompañados o no, vengan solos o con adultos, deben ser liberados en la medida de lo posible”.

En las últimas dos semanas, dos tribunales federales han ofrecido dictámenes favorables a diversas mociones presentadas por Schey y su organización legal para que el gobierno de Estados Unidos cumpla un acuerdo que data de 1997 que dice esencialmente esto: “todo menor atrapado por las autoridades migratorias debe ser liberado a menos que existan razones de peso para no hacerlo”.

Cuando menos, según dictó el tribunal de apelaciones del noveno circuito este miércoles, ese menor detenido debe comparecer o tener una audiencia de custodia ante un juez lo antes posible, para evaluar su posible liberación.

Schey elogió la decisión del Noveno Circuito de reafirmar que el gobierno estadounidense no puede detener a menores indefinidamente, así sea en refugios para menores, sin darles el derecho de ir ante un juez y tener una audiencia sobre su custodia.

“El tribunal de apelaciones dijo que la detención prolongada y en algunos casos indefinida de estos menores viola el acuerdo Flores que data de 1997”, dijo Schey.

El gobierno federal, sin embargo, podría apelar esta decisión e incluso buscar una suspensión de la orden del Noveno Circuito, y según fuentes del gobierno, esto se está considerando. Según Schey, sin embargo, Trump no puede cancelar el acuerdo vigente desde 1997 con sus órdenes ejecutivas. 

“Ese acuerdo tiene la fuerza de ley federal, y estas decisiones harán muy dificil que Trump pueda aplicar esa orden”, dijo Schey. “El no puede cancelar esas obligaciones, que son lo mismo que un contrato”.

Un defensor-monitor para los  menores

Unos días antes de la decisión de apelaciones, hubo otro dictamen federal sobre el mismo caso y en esta ocasión, los efectos serían más “amplios y profundos”, dijo Schey.

La jueza federal Dolly Gee aprobó la moción de los abogados demandantes de ordenar que el gobierno de Estados Unidos contrate a un defensor o monitor que se asegure del cumplimiento del acuerdo Flores y de todas sus mociones. En otras palabras, que compruebe que el gobierno está dando a los menores todos sus derechos y liberándolos lo antes posible.

Schey indicó que aún no está claro si el gobierno federal apelará esta decisión, pero, entretanto, el gobierno debería comenzar a cumplir la orden de liberar a los menores, tanto los que vinieron solos y están detenidos en refugios de ORR como los que vinieron con sus madres o padres y están presos con estos en centros familiares de detención.

“La juez ha dejado en claro que los menores acompañados también deben ser liberados, a menos que su padre o madre se niegue o que el joven tenga edad suficiente para pedir que no los separen de sus familiares detenidos”, dijo Schey.

El gobierno debe contratar a ese defensor o monitor y la corte deberá aprobarlo, dijo Schey, quien agregó que su organización va a comenzar a realizar su propio monitoreo por todos los centros de detención familiar que hay en el país.

¿Qué seguridad tiene Schey de que el gobierno de Trump cumpla estas órdenes, si el de Obama no cumplió con las órdenes anteriores de Gee?

El acuerdo Flores sigue estando vigente, varios tribunales han confirmado que aún se aplica a este grupo actual de refugiados menores de edad y los tribunales nos están dando las herramientas para aplicarlo”, dijo Schey. “Nos vamos a asegurar que así sea y que Trump no pueda argumentar lo contrario”.