Estafadores vendían tarjetas para evitar la deportación

Encaran la justicia por engañar a cientos de indocumentados del área de Nueva York
Sigue a El Diario NY en Facebook
Estafadores vendían tarjetas para evitar la deportación
Las autoridades instan a los indocumentados a tomar previsiones antes de solicitar asistencia a “expertos de inmigración”.

NUEVA YORK.- Una ex organización sin fines de lucro y su principal ejecutivo que engañaban  a indocumentados a quienes les vendían tarjetas de identidad que supuestamente los “protegía de la deportación garantizándoles inmunidad frente a las autoridades de inmigración”, encaran cargos de estafa y deberán pagar más de $ 1.3 millones de dólares en multas.

La comisionada del Departamento de Asuntos del Consumidor (DCA), Lorelei Salas, anunció este jueves cargos contra New Beginning for Immigrants Rights, Inc. (NBIR) y su presidente, Carlos Dávila, por su participación es un esquema de fraude y prácticas engañosas e ilegales para beneficiarse de inmigrantes indocumentados.

De acuerdo a la comisionada del DCA, la organización NBIR, una ex corporación sin fines de lucro y Dávila, se aprovechaban de la desesperación y el miedo de los inmigrantes a quienes, a través de publicidad engañosa y tras el pago de entre $ 50 y $ 200, les proveían del “ID4ICE”, un documento que era promovido como una “tarjeta de identificación nacional” y que, en caso de verse enfrentados con agentes de “La Migra”, evitaba ser arrestados y en consecuencia, procesados para la deportación.

Website de New Beginning For Immigrant Rights, INC

“Estas tácticas engañosas no sólo colocan a los neoyorquinos inmigrantes en un riesgo extraordinario, sino que también violan la Ley de Protección al Consumidor de la Ciudad”, dijo Salas.

La DCA, agregó la comisionada,  se compromete a evitar que los proveedores de asistencia de inmigración se aprovechen de los neoyorquinos vulnerables.

“Seguiremos investigando a cualquiera que se dedique a estas prácticas. Los inmigrantes deben utilizar los servicios gratuitos y seguros de la Ciudad para asegurarse de que se mantengan a sí mismos y a sus familias a salvo”, dijo Salas.

Los cargos contra NBIR y Dávila incluyen los de conspiración para participar en prácticas comerciales engañosas. Los acusados anunciaban servicios de asistencia de inmigración a través de una variedad de medios de comunicación, incluyendo vídeos de YouTube, donde hacían declaraciones en las que aseguraban que la tarjeta “ID4ICE” está registrada en el Gobierno Federal y que puede proteger a los titulares de la deportación.

“Es inadmisible vender un documento falso a las comunidades de inmigrantes durante una época de inmensa incertidumbre y miedo”, dijo de su parte Nisha Agarwal, comisionada de la Oficina del Alcalde para Asuntos de Inmigración.

Agarwal advirtió que todas estas identificaciones nacionales son falsas y la Ciudad hará todo lo que esté en su poder para responsabilizar y llevar ante la justicia a los estafadores.

“Cualquier neoyorquino sin identificación emitida por el gobierno local, debe llamar al 311 y hacer una cita para obtener una tarjeta IDNYC gratis, la cual le permitirá el acceso a edificios públicos, la escuela de sus hijos y para interactuar con el NYPD”, añadió Agarwal.

La DCA informó que dado que NBIR ya no es una organización exenta de impuestos, sin fines de lucro, no califica para ser reconocida por la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) y proporcionar servicios de asistencia de inmigración y que Dávila, quien se identificaba como “Representante Legal” y “Experto en Inmigración”, no posee esas habilidades profesionales, por tanto, no podrá ofrecer tales servicios en el futuro.