Gracias a un dron, un muñeco y un celular logra escapar de prisión de alta seguridad

En esta cárcel cumplía su condena de cinco cadenas perpetuas por secuestro, robo y asalto
Sigue a El Diario NY en Facebook
Gracias a un dron, un muñeco y un celular logra escapar de prisión de alta seguridad
Aun se desconoce como logró recorrer cinco estados

Se conocieron los detalles sobre la impresionante forma en que un prisionero de alta seguridad en Carolina del Sur logró su libertad.  Un dron, un muñeco y un celular habrían sido sus herramientas de fuga.

Jimmy Causey, de 46 años, escapó de la cárcel Lieber, una prisión de máxima seguridad en Ridgeville, Carolina del Sur, el pasado 4 de julio en las horas de la noche. En esta cárcel, Causey cumplía su condena de cinco cadenas perpetuas por secuestro, robo y asalto.

Para su fuga, inspirada en una película policial el prisionero improvisó un muñeco para engañar a los guardias del penal que se encontraba acostado en su cama.  Su plan fue tan perfecto que funcionarios de la cárcel solo vendrían a darse cuenta de que no estaba en su celda 18 horas después, aseguró Bryan Stirling, director del departamento de prisiones de Carolina del Sur, a ABC News.

Estamos 100 por ciento seguros que se usó un teléfono celular, o varios. Se usaron multiples teléfonos celulares mientras se encontraba recluido”, añadió Sterling.

La autoridades creen que el hombre utilizó un dron para coordinar el envió por vía aérea de las herramientas para cortar los barrotes de la cárcel, lo que a fin de cuentas le devolvió su libertad.

El hombre fue recapturado por las autoridades de Texas. Lo encontraron en una habitación de un Motel6 con pistola semiautomática, una escopeta, 47,654 dólares en efectivo y cuatro teléfonos celulares.

Esta no era la primera vez que este criminal se le había fugado a las autoridades. En 2005 junto a otro preso escaparon del la cárcel Broad River en Columbia escondiéndose en un camión de basura que dejaba la institución.

Hoy de regreso a prisión Causy cumplirá el resto de sus días tras las rejas, si no es que logra hacerlo volarse de nuevo. En la prisión un funcionario fue despedido en relación con su último y más impresionante escape.