Alcalde De Blasio le declara la guerra a las ratas

La Ciudad espera disminuir esta plaga en 70%, con un plan de $32 millones que incluye costosos contenedores de basura y el llamado a dejarlas sin comida
Sigue a El Diario NY en Facebook
Alcalde De Blasio le declara la guerra a las ratas
Los nuevos contenedores de basura tendrán un costo de $7,000 cada uno.

Ramina Reyes lleva muchos años viendo como las ratas se pasean libremente por las calles de su vecindario en Loisaida, y aunque trata de combatir como puede a los roedores que se mueven en su edificio como ‘Pedro por su casa’, asegura que es un dolor de cabeza de nunca acabar. “Uno las ve por todas partes moviéndose y no hacen nada para arreglar el problema”, se quejó la dominicana.

El vecindario de Reyes es uno de los que están más afectados por esta plaga en la Gran Manzana, y  por ello forma parte de un plan piloto que anunció este miércoles el alcalde Bill de Blasio, quien le declaró la guerra a las ratas con un programa de $32 millones que pretende reducir la presencia de estos roedores en 70%.

El plan piloto, que inicialmente se implementará en Bushwick y Bed-Stuy, en Brooklyn, Grand Concourse, en El Bronx y el Lower East Side , East Village y Chinatown, en Manhattan, las zonas con mayor infestación de ratas, consistirá principalmente en reducir las fuentes de alimentos para los roedores.

“Todos los neoyorquinos merecen vivir en vecindarios limpios y saludables”, aseguró De Blasio, agregando que quien vea una rata llame a denunciar el hecho para poder actuar. “Nos negamos a aceptar a las ratas como parte normal de la vida en la ciudad de Nueva York”.

La estrategia del Alcalde es minimizar el acceso de los roedores a fuentes de comida que obtienen de las basuras, y para ello, el Departamento de Sanidad instalará más de 336 contenedores llamados “barrigonas” (que funcionan como compactadores solares), en calles y parques de esos tres vecindarios, a un costo de $7,000 cada uno.

“Estos contenedores están complemente sellados y las ratas no podrán acceder a ellos”, aseguró el Alcalde, defendiendo su nuevo plan, que además pretende crear nuevas regulaciones para que la  basura  no se saquen a las calles en la tarde y noche, sino que se haga a partir de las 4:00 de la madrugada, solo un par de horas antes de que pasen los camiones recolectores.

Además se impondrán multas de entre $1,500 a $5,000 a negocios privados que tiren basura ilegalmente y en el ConcejoMunicipal se propondrá una nueva ley sobre el manejo de desechos.

Más que una molestia las ratas pueden ser una gran amenaza para la salud, y el plan que estamos anunciando hoy reconoce la gravedad del problema”, indicó De Blasio. “Vamos a quitarles las comida y acabar con los sitios donde se esconden”.

Otro de los puntos del plan incluye hacer trabajos con cemento en casi un centenar de sótanos de edificios de la Autoridad de Vivienda Pública (NYCHA) para evitar que los roedores entren, así como se incrementarán los turnos de recolección de las basuras.

 

Vecina de East Village Ramina Reyes se queja de la basura que abunda en la ciudad y atrae ratas. Alcalde Bill de Blasio anuncio la instalacion de tachos de basura con manija que impide que las ratas encuentre comida.
Vecina de East Village Ramina Reyes se queja de la basura que abunda en la ciudad y atrae ratas.
Alcalde Bill de Blasio anuncio la instalacion de tachos de basura con manija que impide que las ratas encuentre comida.

Menos basura menos ratas

Kathryn García, comisionada de Sanidad de la Ciudad, hizo un llamado a los neoyorquinos para que se sumen a la iniciativa evitando dejar comida que pueda estimular la propagación de ratas.

La mejor manera de eliminar a las ratas es privarlas de comida, incluyendo basura en los hogares y basura en las calles de la ciudad”, dijo la funcionaria, explicando que paralelamente seguirán con los planes de exterminio con veneno que se realizan actualmente. “El aumento del servicio y la adición de canastas de basura resistentes a roedores lograrán este objetivo”.

Pero no todos tienen la misma fe. María Lizcano, residente del Lower East Side, no solo criticó los elevados costos de los nuevos contenedores de basura sino que mencionó que la manera correcta para acabar con las ratas es implementar programas en los edificios, con los inquilinos y no solamente en las calles.

Eso no va a servir para nada. Deberían invertir pero en nuestros apartamentos, en las cloacas viejas, en los pisos podridos, en las tuberías que es donde viven esos animales”, comentó la Boricua, bastante pesimista.

El principal objetivo del plan es eliminar las fuentes de alimentos para las ratas.

Jesús González, codirector ejecutivo de Iglesias Unidas por la Vivienda Justa (CUFFH), aseguró que el plan de la Ciudad está reconociendo la crisis de salud pública que enfrentan principalmente comunidades latina y de color con esa plaga, pero pidió más acciones efectivas.

“Nuestras comunidades se enfrentan a algunas de las tasas más altas de asma, debido a la infestación de roedores. La Ciudad puede tomar medidas al aprobar el proyecto de ley de asma pendiente (introducción 385B), y aumentar el apoyo a los propietarios para hacer un control adecuado de plagas en sus hogares”, comentó González, exigiendo mayores castigos para los propietarios que no hagan nada para eliminar a los roedores.

Hernando Castaño, quien trabaja con una compañía de exterminadores de plagas, aseguró que el plan de De Blasio tendrá resultados, pero no como él espera.

Las intenciones del Alcalde son buenas, pero las ratas se reproducen muy rápido y están por todas partes. Para que realmente algo funcione hay que hacer un plan masivo que ataque no solo calles sino que incluya edificios, restaurantes, negocios y ante todo, campañas de educación a la gente”, dijo.

Otra de las dudas que genera el plan del Alcalde es que pretende disminuir en un 70% la población de roedores en la Gran Manzana, a pesar que las autoridades de la Ciudad admiten que ni siquiera saben la cantidad de ratas que hay. Aunque algunos grupos han llegado a decir que habría hasta seis ratas por cada uno de los más de 8 millones de neoyorquinos, un estudio científico de la Universidad de Columbia realizado en 2014 aseguró que la cantidad de roedores sería de 2 millones.

“Yo creo que esta vez el problema si se va a mejorar porque si se les quita la comida ellas se van a morir de hambre”, comentó otro residente del Lower East Side, quien prefirió no dar su nombre, pero quien dijo sentir que el problema de los roedores está mejorando. “Hasta en el tren ya se ven menos”.

Plan contra ratas en NYC:

  • $32 millones cuesta el plan para reducir la población de ratas.
  • 3 vecindarios son los más infectados: Grand Concourse, Chinatown/East Village/Lower East Side y Bushwick/Bedford-Stuyvesant.
  • 70% se intentará reducir a las ratas en esas áreas eliminado las fuentes de alimentación y refugios.
  • 336 nuevos compactadores solares de basura se comprarán, con un diseño de “mail-box” que evita que las ratas ingresen a la basura.
  • $7,000 es el costo de cada contenedor de basura.
  • 1,676 potes de basura de acero sustituirán a los actuales basureros que hay en las esquinas y parques con diseños abiertos estilo rejilla, lo que evitará que ingrese a buscar comida.
  • $1,500 a $5,000 será la multa por la primera ofensa a negocios privados que tiren basura ilegalmente, que se propondrá en una nueva ley.
  • $20,000 será la multa por violaciones adicionales.

¿Cuántas ratas hay en NYC?

La verdad es que nadie sabe la respuesta exacta a esta pregunta. Sin embargo, un estudio científico realizado en el 2014 por la Universidad de Columbia estimó que la población de roedores era aproximadamente el 25% de habitantes de la Gran Manzana, lo que quería decir 2 millones, derrumbando así la leyenda urbana de que había hasta cuatro ratas por cada uno de los 8,4 millones de neoyorquinos.