Forense confirma que hermanitos de El Bronx fueron asesinados a golpes

El NYPD todavía no realiza ningún arresto y los investigadores creen que podría tratarse del novio de la madre
Sigue a El Diario NY en Facebook
Forense confirma que hermanitos de El Bronx fueron asesinados a golpes
Los hermanos Olivia (2) y Micah Gee (3) fallecieron en su domicilio el lunes a los golpes.
Foto: Facebook

La Oficina del Médico Forense confirmó que los dos hermanitos asmáticos fallecidos el lunes en su domicilio de El Bronx fueron asesinados a los golpes.

El Departamento de Policía (NYPD) investigaba el caso como un posible homicidio desde antes de que lo confirmara el forense debido a las marcas en el cuerpo que presentaban Micah y Olivia Gee, dos hermanos de 2 y 3 años respectivamente, cuando los llevaron al hospital. Sin embargo, la Uniformada todavía no han llevado a cabo ningún arresto.

La madre de los dos pequeños, Jade Spencer, está en una unidad psiquiátrica debido al trauma que le ha causado perder a sus dos hijos, según informó el Daily News. Su novio Novell Jordan, de 31 años, la despertó el lunes por la noche advirtiéndole que sus pequeños estaban teniendo problemas para respirar. En cuanto llegó a la habitación, llamó de inmediato a 911, y siguió las recomendaciones que le dieron por teléfono como aplicarle respiración boca a boca y suministrarle una pastilla de albuterol; droga que facilita la respiración. Tras ver que esas tácticas no funcionaban, trasladó a Micah y Olivia al hospital, donde tampoco pudieron reanimarlos.

En un principio se creyó que las marcas en el cuello y el pecho se debían a la aplicación de la reanimación cardiopulmonar, pero una fuente de NYPD rápidamente mostró su sospecha: “Dos niños teniendo un ataque de asma al mismo tiempo y falleciendo es prácticamente imposible“.

El novio de la madre, Novell Jordan, fue interrogado por la Policía en el lugar de los hechos, pero éste ejerció su derecho a defenderse con un abogado y no fue arrestado. Jordan no era el padre de las víctimas y ni siquiera vive en la misma casa, pero fue él quien avisó a Spencer, también de 31 años, de los problemas que estaban teniendo los niños para respirar.

Aparentemente, las declaraciones de Spencer y Jordan no concuerdan, contrario a lo que se informó en primera instancia. Según el Daily News, Spencer contó a la Policía que su novio bebió cerveza y fumó marihuana mientras veían una película antes de irse a dormir. Jordan, al contrario, afirmó que se quedó dormido en el sofá y escuchó a los niños jadeando.

NYPD sigue investigando y buscando posibles sospechosos, y creen que podría tratarse del novio, que ya tiene antecedentes y podría sufrir de un trastorno de bipolaridad, según ese mismo medio.