Comer pan… ¿nos beneficia o nos perjudica?

Piensa en la dieta no como una pesadilla, sino como una oportunidad de cambiar malos hábitos, y así perder peso.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Comer pan… ¿nos beneficia o nos perjudica?

Si nos beneficia o nos perjudica, todo depende de la cantidad que comemos y la frecuencia. No es necesario que dejes esta delicia que a todos nos encanta, y en especial a los latinos. Lo mejor que puedes hacer es modificar la forma en que la comes. ¡Y aquí te compartimos cómo!

Comer pan es una de las comidas más deseadas, ¡y una tentación! Sin embargo, tan pronto comenzamos a cuidarnos, tener pan en la casa se convierte en un arma de doble filo que no sabemos qué hacer con él. Solo queremos comerlo todo. Por lo mismo es que muchos nutricionistas y médicos nos aconsejan como podemos incorporarlo a nuestra dieta  y comer bien, ¡sin dejarlo! Una dieta con un consumo correcto y nutrientes balanceados es aceptable. Ingiere una cantidad mínima de alimentos hechos de harina blanca y verás el cambio.  Son calorías vacías que nos hacen retener agua y sentirnos esponjados. Lo recomendable es elegir el pan que contiene granos enteros o multigranos como el de trigo entero.

Algunas opciones que puedes considerar son estos sin fructosa y libres de colesterol:

El error más común de algunas personas es por ejemplo que…

Personas pasadas de peso ingieren una cantidad exagerada de carbohidratos básicos (pan, pasta, pizza… de harina blanca) que no ofrecen beneficio nutricional alguno, y con el tiempo se convierten en azúcares y grasas. Al no realizar ejercicios ni actividades físicas, se quedan todas en la cintura, el estómago y otras partes del cuerpo.

 

Conclusión: 

La clave está en planificar cuándo y cómo vas a comer pan. Transformará tu vida, ¡te lo aseguro!