Trump añade 45% más de visas para trabajadores temporales como las que usan sus hoteles

La decision no cayó muy bien entre su base, acostumbrada a escuchar al presidente decir que estas visas perjudican a los estadounidenses. Pero ahora su Departamento de Seguridad Nacional afirma que "no hay suficientes estadounidenses" para estos trabajos.
Trump añade 45% más de visas para trabajadores temporales como las que usan sus hoteles
Trump busca 15,000 visas adicionales de trabajo temporal

El gobierno de Donald Trump basó buena parte de su plataforma política en la idea de que los trabajadores extranjeros y las compañías que los contratan, están “robando” de trabajos y salarios a los trabajadores estadounidenses.

Una de sus primeras iniciativas en lo que va de su gobierno se tituló “Buy American, Hire American” (Compre estadounidense, contrate estadounidenses) e incluyó la decisión de limitar la cantidad de algunas visas de trabajo temporal.

Es quizá por eso que parte de su base política está cuestionando la decisión del Departamento de Seguridad Nacional de Trump de autorizar 15,000 visas adicionales de trabajo temporal para negocios “que no pueden encontrar a trabajadores estadounidenses” dispuestos a llenar sus empleos.

Según el comunicado de DHS emitido este lunes, el secretario de seguridad nacional John Kelly autorizó la emisión de las visas adicionales para este año fiscal, pero “sólo a los negocios que puedan probar, bajo pena de perjurio, que su negocio sufrirá un daño irreparable si no puede tener acceso a estas visas”.

El programa H2-B incluye a trabajadores no técnicos que trabajan en diversas industrias, incluyendo hotelería y turismo -no agricultura- un rubro que ha beneficiado y continúa beneficiando a Trump mismo, quien ha usado estas visas para sus hoteles y resorts.

“El Congreso me dió la autoridad discrecional de dar alivio temporal a los negocios estadounidenses que están en riesgo de perjuicio por la falta de trabajadores de temporada”, dijo Kelly en el comunicado. “Esta es una demostración de nuestro compromiso en apoyo a los negocios estadounidenses”.

Kelly dijo que se trataba de una “única excepción” al tope anual de visas establecido anteriormente.

Pero esta explicación no convención a partidarios de Trump, quienes siguen alegando que dar visas de trabajo temporal a extranjeros perjudica a los estadounidenses.

Algunos de estos entusiastas de la idea de Trump de “contratar estadounidenses” fueron a Twitter a expresar su condena por la decisión del gobierno.

Otros señalaron que los negocios de Trump, incluyendo su famoso resort en Palm Beach, Florida, donde pasa los fines de semana de invierno, regularmente solicita visas de esta clase

Grupos anti inmigrantes que apoyan a Trump, como Numbers USA y el Centro para Estudios de Inmigración, han argumentado en numerosas ocasiones que estas visas perjudican a los estadounidenses.

Trump prometió disminuir las visas temporales a trabajadores técnicos H1-B y profesionales, pero nunca pareció tener el mismo interés en reducir las H2-B, muy usadas por sus hoteles y resorts.

Los demócratas no dejaron de notar esta ironía en un comunicado al respecto de su comité nacional.

“Este es el más reciente ejemplo de la visión vacía e hipócrita que Trump tiene del tema laboral”, dijo el DNC en un comunicado. “Dice que hay que contratar a estadounidenses pero continúa contratando a trabajadores extranjeros en sus hoteles y campos de golf”.

El aumento representa  un 45% más de visas en esta categoría y beneficiará también a industrias que estaban cabildeando al presidente para que aumentara el número, como la pesca y turismo.

Una reciente investigación de Pro Pública también indicó que el gobierno de Trump había ofrecido visas extra para industrias principalmente ubicadas en los Estados de Alaska y Maine, cuyos líderes políticos incluyendo dos senadoras, lo habían presionado para el aumento.

El análisis reveló preocupación de algunos observadores del aparente favoritismo hacia Alaska y Maine, en momentos en que los republicanos están tratando de convencer a las senadoras Susan Collins y Lisa Murkowski, de votar en favor de anular la reforma de salud Obamacare, a la que se han opuesto.

Medios favorables a Trump, como Breitbart News, desviaron la responsabilidad a Kelly y al presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan, sin criticar directamente a Trump