El dominicano Adrián Beltré está a punto del momento más grande en su carrera

El brillante pelotero dominicano se unirá en los siguientes días a grandes como Carew y Clemente
Sigue a El Diario NY en Facebook
El dominicano Adrián Beltré está a punto del momento más grande en su carrera
Adrián Beltré , el genuino retrato de un pelotero completo y profesional. El dominicano está cerca de llegar a los 3,000 hits en su carrera.

La otra noche Adrián Beltré disparo cuatro hits contra los Marlins de Miami para llegar a 2,993 en su larga y magnífica carrera.

No obstante una buena actuación personal y encaminarse a un momento histórico de la temporada en las Grandes Ligas, el tercera base dominicano resumió en pocas palabras lo que tenía en el paladar tras una derrota de sus Rangers de Texas por 4-0.

“Nuestro trabajo es ganar juegos de pelota, no las actuaciones individuales”, dijo.

Beltré es uno de esos grandes beisbolistas de esta era que prefieren la discreción; uno de ésos cuya fama y fortuna se han construido principalmente con profesionalismo.

El hombre es un verdadero “caballo” del diamante: batea para promedio, batea para poder, tiene un fildeo dorado y ayuda a sus compañeros a ser mejores.

Ha sido su consistencia lo que le ha permitido mantenerse en la Gran Carpa por 20 años y, a pesar de que nunca ha ganado una Serie Mundial y de que no ha conquistado un título de bateo, ni ha sido premiado como “MVP”, tiene muy buenas credenciales para llegar algún día al Salón de la Fama de Cooperstown.

Beltré comenzaba el partido del miércoles contra los Marlins a sólo siete hits de los 3,000, la cifra mágica que tan sólo han alcanzado 30 hombres y apenas tres latinoamericanos: el panameño Rod Carew (3,053), el cubano Rafael Palmeiro (3,020), aunque manchado por la nube de los esteroides, y el más grande, el boricua Roberto Clemente (3,000).

Quisqueyano de récord

El nacido hace 38 años en Santo Domingo, es el dominicano con más imparables conectados en la historia, y eso es por sí solo impresionante.

Sin duda que a Beltré, el hombre del poderoso y compacto swing, del brazo de cañón, le ha hecho falta celebrar un campeonato. En 2011, él y sus Rangers se quedaron a un out de lograrlo contra San Luis.

Al mismo tiempo, eso es uno de los motores que lo mantienen en activo, pues ha dicho que la ilusión de una Serie Mundial le hace levantarse a trabajar duro y que no sabe cuándo decidirá retirarse.

Esta temporada batea para .295 con 32 carreras impulsadas en 47 partidos. La habilidad parece intacta. La durabilidad, en cambio, generó dudas en la primavera cuando una lesión de pantorrilla le hizo debutar ya avanzada la campaña.

En cuanto al significado del hit 3,000, él lo puso en estas palabras en una charla de radio divulgada hace algunos meses:

Hasta que no llegue, no lo sé. Pero estoy simplemente admirado de que fui capaz de jugar por tanto tiempo. Nunca pensé que iba a estar en la posición de hacerlo”, dijo Beltré para KTCK 96.7 en Dallas. “Vine a las Ligas Mayores tratando de ser un jugador regular, tratando de ser productivo. Pero nunca pensé en mi vida que tendría la oportunidad de lograr algo tan importante. Lo digo con humildad”.

Dos décadas de logros

1998

Tras ser descubierto y desarrollado por los Dodgers, hace su debut en Grandes Ligas el 24 de junio y batea un doble productor en su primer turno al bat

2004

Tras una temporada de 48 jonrones y 121 impulsadas con los Dodgers, firma para los Marineros un megacontrato de la época: 5 años por $64 millones

2009

En un juego el 13 de agosto, una rola le golpea en los testículos y lo envía a la lista de lesionados. El episodio cobra relieve porque Beltré es tal vez el único tercera base que no juega con concha protectora

2010

Luego de varios años en general decepcionantes en Seattle, firma con Boston para tratar de elevar sus bonos y lo consigue con una campaña de .321, 49 dobles y 102 carreras impulsadas.

2012

Ayuda a Texas a alcanzar los playoffs y luego, en la Serie Divisional contra Tampa Bay, hace historia al batear tres jonrones en el cuarto partido

2014

El 7 de mayo, en un juego entre Texas y Colorado, conecta de jonrón para convertirse en el quinto jugador de la historia en sumar 100 jonrones con tres distintos equipos

2015

Otro momento histórico ocurre el 3 de agosto cuando batea para el ciclo (sencillo, doble, triple y jonrón) contra Houston y se une a sólo tres hombres de la historia en tener tres en su carrera, pero el primero en 82 años.