Once mujeres se unen en campaña para las primarias de Nueva York

"Sheroes of NY" busca dar visibilidad a las candidatas y aumentar el número de votantes respecto al año pasado
Once mujeres se unen en campaña para las primarias de Nueva York
Varias integrantes de "Sheroes of NY" se reunieron el jueves en el acto de lanzamiento de la campaña.
Foto: Cortesía "Sheroes of NY"

“Ha llegado el momento de que las mujeres alcen su voz para hacerse oír en estos tiempos difíciles. Solo si dejamos de lado las diferencias y unimos nuestras fuerzas podremos generar cambios relevantes en la sociedad”.

Así de rotundas fueron las palabras que Sharon Nelson, presidenta del Caucus Político Nacional de las Mujeres (NWPC) en Nueva York, pronunció el jueves en el acto de lanzamiento de “Sheroes of NY“, la primera campaña creada íntegramente por mujeres con el fin de apoyar la carrera política de 11 candidatas demócratas y republicanas de cara a las elecciones primarias de la ciudad.

Las mujeres están muy poco representadas en el mundo de la política y nunca reciben grandes apoyos para postularse como candidatas a puestos en los gobiernos. Además, sus nombres no suelen ser reconocidos por los ciudadanos”, aseguró Nelson en el acto celebrado en la New York Historical Society.

De izda. a dcha.: Lucretia Potter, Vanessa T. Aronson y Gale Brewer.

El lanzamiento de “Sheroes of NY” coincide con la celebración de los 100 años de la legalización del sufragio femenino en el estado de Nueva York, un hecho histórico que estuvo muy presente a lo largo del acto y que muchas de las candidatas y miembros del NWPC recordaron en sus discursos.

“El derecho a voto es una de las máximas expresiones de libertad del ser humano, y por eso todas las mujeres debemos hacer uso de él y protegerlo a toda costa. Las urnas son uno de los medios más eficaces que tenemos para ser escuchadas por nuestro país”, afirmó Alex Lehman, la integrante más joven del NWPC con solo 16 años.

Las 11 candidatas participantes en la campaña “Sheroes of New York” son:

  • Gale Brewer (demócrata), actual presidenta del Distrito de Manhattan y candidata a la reelección
  • Nicole Malliotakis (republicana), candidata a la alcaldía de la ciudad de Nueva York
  • Margaret Chin (demócrata), actual concejal del Distrito 1 (Lower Manhattan) y candidata a la reelección
  • Carlina Rivera (demócrata), candidata a la concejalía del Distrito 2 (East Village y Midtown)
  • Vanessa T. Aronson (demócrata), candidata a la concejalía del Distrito 4 (Midtown)
  • Rebecca Harary (republicana), candidata a la concejalía del Distrito 4 (Midtown)
  • Tamika Mapp (demócrata), candidata a la concejalía del Distrito 8 (East Harlem y South Bronx)
  • Marjorie Velázquez (demócrata), candidata a la concejalía del Distrito 13 (Bronx)
  • Helen Hines (demócrata), candidata a la concejalía del Distrito 17 (South Bronx)
  • Cristina Furlong (demócrata), candidata a la concejalía del Distrito 21 (Queens)
  • Lucretia Potter (republicana), candidata a la asamblea del Distrito 43 (Brooklyn)

Según el analista Michael McDonald de The Elections Project, menos del 20% de los neoyorquinos con derecho a voto acudió a las urnas en las pasadas primarias, una cifra tan solo superada por la de las elecciones celebradas en Louisiana y que demuestra la indiferencia política que reina entre la población de la Gran Manzana y de sus alrededores.

Alarmadas por estos datos, las integrantes del NWPC, una organización multipartidista fundada con el fin de incrementar la participación femenina en los procesos políticos, decidieron crear la campaña “Sheroes of NY” para animar a los neoyorquinos a registrarse en las bases electorales y dar visibilidad a las mujeres que aspiran a ocupar cargos en la administración.

Según Malliotakis, una de las rivales que se enfrentará a Bill de Blasio en las elecciones, lo que hace que la campaña de las 11 mujeres sea única es su “indiferencia ideológica”: “El partido político al que pertenecemos no es lo importante, sino que nuestra prioridad es hacer cosas en favor de la comunidad y mejorar la cada vez peor calidad de vida de los neoyorquinos”.