Frustración sobre la rezonificación de Long Island City

Tras dos años de iniciado el proceso de audiencias, los residentes se sienten preocupados por no tener aún detalles definitivos sobre el plan a aplicarse en ese vecindario

El Departamento de Planificación de la Ciudad (DCP) todavía está en las primeras fases de estudio en Long Island City, uno de los diez vecindarios que la Administración De Blasio ha propuesto la rezonificación como parte del plan de vivienda asequible. En un seminario el martes de la semana pasada, los planificadores enfatizaron que todavía están en el proceso de escuchar las sugerencias de los residentes de la comunidad, sin planes concretos aún determinados. Sin embargo, algunos residentes, basados ​​en lo que han oído de la Ciudad hasta ahora, un par de años en el lento proceso de participación de la comunidad, no están seguros de que sus preocupaciones acerca de la rezonificación se tendrán en cuenta. Y muchos están empezando a cansarse de esperar detalles del potencial plan.

“Hay que tener un poco más de información sobre la mesa a la que podamos responder”, dijo el residente Tom Ort a City Limits en la reunión, mientras que Kenneth Shelton, un activista de Black Lives Matter de Jamaica, Queens, fue un tanto más agresivo cuando se dirigió a los representantes del DCP: “Vuelvan a la mesa de dibujo y vean cómo pueden construir viviendas 100% asequibles”.

Gran parte de las interrogantes se centran en si el plan proporcionaría beneficios suficientes a los actuales residentes de bajos ingresos. CITY LIMITS

Al igual que en otras áreas consideradas en la rezonificación, uno de los principales temas en debate es si ese proceso terminará mejorando o empeorando la crisis de asequibilidad. El área ya fue rezonificada por la administración de Bloomberg en 2001 sin ningunos requisitos de asequibilidad, y produjo mucho más viviendas de lo esperado.

El DCP dijo que su estudio actual es la única manera de que algunos de los problemas de esta rezonificación anterior podrían ser remediados. Se espera que la Ciudad vuelva a aumentar la densidad permisible en la zona, pero esta vez requiere que una porción de unidades sea asequible bajo la nueva política obligatoria de vivienda inclusiva. Otros objetivos del estudio de DCP incluyen crear un vecindario de uso mixto, facilitar la creación de empleo y desarrollo económico, e invertir en infraestructura y servicios comunitarios.

Algunos participantes en la reunión, sin embargo, se mostraron preocupados de que otra reurbanización sólo podría exacerbar más las presiones de desplazamiento en el barrio. Hubo llamados para reducir la densidad permisible y de permitir la altura adicional. Otros pidieron que la Ciudad que construya 100 % de viviendas asequibles en terrenos públicos.

Jenny Dubnau, un artista local, criticó a la Administración De Blasio por una reciente decisión de otorgar tierras públicas en el muelle de Long Island City al desarrollador TF Cornerstone para construir un edificio con un 75 % al precio de mercado.

“Eso es indignante… ¿Por qué a un desarrollador con fines de lucro se le entrega esa tierra?”, Preguntó. “Siempre parece que ustedes están trabajando a instancias de los desarrolladores”.

El proyecto también incluirá una escuela, un espacio comercial, un espacio para manufacturas y un parque, un modelo que se ha celebrado por combinar el espacio de fabricación y las unidades residenciales en el mismo sitio.

El director de la DCP de Queens, John Young, dijo que la agencia podría considerar reducir la zona para las unidades de vivienda de algunas partes del vecindario en conjunción con incrementar la zona de comercio. El personal del Departamento de Preservación y Desarrollo de la Vivienda (HPD) dijo que también estaban considerando una variedad de estrategias de preservación para la vivienda asequible existente, que se explorarían más oportunidades para construir en tierras públicas y que la administración recientemente aseguró una inversión de $ 2.5 millones de fideicomisos comunitarios en toda la ciudad. Sin embargo, argumentaron que el aumento de la oferta global de vivienda ayuda a reducir las rentas.

Se preguntó varias veces si la rezonificación, sin embargo, podría aumentar la especulación, Young finalmente reconoció esa posibilidad. “Hay ciertamente presiones adicionales”, dijo, si la rezonificación toma el mercado en una dirección diferente. Sin embargo, enfatizó durante toda la noche que “si nada cambia, todos los edificios serán de lujo solamente”.

Otras preocupaciones expresadas incluyeron el efecto de la densidad adicional en la infraestructura del vecindario y el espacio abierto, y si el plan proporcionaría beneficios suficientes a los residentes de bajos ingresos existentes.

Lisa Ng, residente de Queensbridge Houses y miembro de CAAAV Organizing Asian Communities, dijo que “proporcionar empleos en la comunidad no va a deshacer décadas de desigualdad en la educación de segregación”, mientras que otros dijeron que las inversiones en iniciativas de capacitación laboral no siempre resultan en que se generen trabajos.

La asistencia de los residentes y activistas también obligó a los planificadores a cambiar el formato de la reunión. Los planificadores de la Ciudad originalmente pensaron en una presentación breve seguida de una casa abierta, con los asistentes hablando con el personal individual en las mesas distribuidas por tema, algunos participantes -tanto los que estaban en contra como los que simpatizaban con los esfuerzos de la Ciudad- presionaron para un formato de audiencia pública de preguntas y respuestas. Young finalmente estuvo de acuerdo en que después de treinta minutos de cada exposición responderían públicamente a las preguntas, aunque enfatizó que gran parte del plan aún no había sido definido.

Mientras que la administración ha sido criticada a menudo por reurbanizar la zona mayoritaria de bajos ingresos en las áreas de residentes negros y latinos, haciendo que tales vecindarios sean potencialmente vulnerables a cualquier riesgo que la rezonificación podría traer, Long Island City ha sido promocionado como ejemplo de diferentes tipos de vecindario: Distrito 1, sólo alrededor de un tercio de los residentes son negros o latinos (una disminución desde 2,000) y el ingreso promedio es de aproximadamente $ 60,000; lo mismo ocurre con la vecina Queens Community District 2.

Sin embargo, la media de ingresos no refleja completamente la diversidad del vecindario, como reconoce el HPD, hay residentes dispersos por todo el espectro de ingresos y la mayoría de las viviendas en los dos distritos de la comunidad circundante no está regulada. También hay preocupación de los residentes de los complejos de vivienda pública que, aunque no estén sujetos al desplazamiento directo por los cambios en el alquiler de mercado, se verán afectados por el aumento de los costos del vecindario y sus hijos no tendrán ninguna posibilidad de aspirar incluso las unidades “asequibles” de las nuevas viviendas.

La reunión del martes fue la tercera de cuatro talleres de verano para concientizar  al público enfocados en una variedad de temas. El primer taller exploró el espacio abierto, el ámbito público y la circulación; El segundo, el desarrollo económico, el comercio minorista, las artes y la cultura, y la reunión del martes cubrió la vivienda asequible, el uso de la tierra y la resistencia al clima. (Partes de la zona de rezonificación están actualmente en un área de potencial de inundación – lo que significa que hay un .2 % de probabilidad de inundación cada año, pero que podría empeorar, y por lo que la Ciudad está considerando exigir medidas de resistencia, permitiendo edificios ligeramente más altos.

Otra reunión se llevará a cabo sobre el desarrollo de la fuerza de trabajo, probablemente hacia finales de agosto. Después de que un miembro del Proyecto de Anti-Gentrificación de Queens se quejó de que no se informó adecuadamente de las reuniones pasadas e instó que a futuros se notifique por lo menos con dos semanas de anticipación, el DCP acordó acoger esa observación para la reunión.

Para leer la versión en inglés de este artículo ir a: CityLimits.org