El viaje que Trump se niega a hacer

En la Casa Blanca informan que prefiere no "empeorar las cosas"

El presidente Trump ya no aceptó cuestionamientos sobre su tardío rechazo a supremacistas blancos.
El presidente Trump ya no aceptó cuestionamientos sobre su tardío rechazo a supremacistas blancos.
Foto: Chris Kleponis-Pool/Getty Images

Técnicamente, el presidente Donald Trump sigue de vacaciones, aunque ha tenido que atender asuntos urgentes para su administración, como el conflicto con Corea del Norte y el ataque en Charlottesville, Virginia.

El mandatario debió enfrentar las críticas por su tardía reacción contra los supremacistas blancos, a quienes finalmente rechazó, pero lo que no hará es viajar a la ciudad donde murió Heather Heyer, luego de que una multitud fuera arrollada por un automo, hecho del que se acusa a James Alex Fields Jr.

Así lo confirmó la vocera de la Casa Blanca, Sara Huckabee Sanders a The Daily News. “No hay viaje previsto en este momento”, dijo a través de un correo elecrónico.

Según otro funcionario consultado, el presidente Trump no hará ese viaje porque “podría empeorar las cosas”, es decir, está el temor de que se utilice en su contra.

El mandatario, quien finalmente arribó a Nueva York en medio de protestas, dio una breve conferencia de prensa el lunes por la mañana para rechazar expresamente a los supremacistas blancos, incluidos a los miembros del Ku Klux Klan y neonazis.

“El racismo es malo… la violencia y el odio racistas no tienen lugar en América, incluido del KKK (Ku, Klux Klan), neonazis y supremacistas blancos… todos somos iguales bajo la ley, y somos iguales bajo nuestra Constitución”, dijo.