Recomiendan educar a hijos sobre su seguridad en el regreso a clases

Aunque los raptos de menores en Nueva York no son comunes, a diferencia de otras partes del país, alertan a padres sobre planes para mantener a los pequeños a salvo

Ramón Guzmán, padre de la pequeña Marissa, de 9 años y estudiante de cuarto grado en El Bronx, cree que debe haber más medidas de seguridad para proteger a los estudiantes
Ramón Guzmán, padre de la pequeña Marissa, de 9 años y estudiante de cuarto grado en El Bronx, cree que debe haber más medidas de seguridad para proteger a los estudiantes
Foto: Edwin Martinez / El Diario

Con el regreso a clases esta semana de millones de pequeños en todo el país, el Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC), volvió a alertar a los padres a mantener una cercana vigilancia sobre los hijos, ya que esta es la época en la que se registra el mayor número de raptos de menores cuando van camino a la escuela o de regreso a sus casas.

Y aunque en los últimos años en el estado de Nueva York y la Gran Manzana no se han registrado secuestros de niños por parte de extraños, a padres como Ramón Guzmán, quien tiene una hija de 9 años cursando cuarto grado en una escuela de El Bronx, la seguridad de su pequeña es su preocupación constante.

El dominicano aseguró que a pesar de la vigilancia que ejercen las autoridades y el personal de las escuelas de la ciudad, siempre es bueno tomar medidas adicionales para asegurarse que los niños van a estar protegidos al máximo.

“Tengo que confesar que me preocupa un poco que algo le pase a ella, porque es única y la quiero mucho. Por eso estoy muy atento a todo lo que tenga que ver con su seguridad, y personalmente soy de los que la llevo a la escuela todos los días y me aseguro de que entre completamente adentro antes de irme”, aseguró Guzmán, al referirse a su hija Marissa. “De vez en cuando pienso en ella y hasta hablo con mi esposa que trabaja cerca de la escuela para que esté muy atenta, porque con todas las cosas que están pasando en el mundo, que les pase algo es algo que uno considera”.

Y entendiendo que la preocupación de Guzmán es común entre muchos padres de familia, Debora Ortiz, educadora comunitaria del NCMEC en Nueva York, afirmó que a solo días de que las más de 1,600 escuelas de la ciudad inicien su año escolar, es vital asumir de frente y con acciones el tema de seguridad infantil.

Clave hablar con los niños

“No se trata de ser paranoicos, pero la seguridad de los niños debe ser una gran preocupación de los adultos y por ello hay que hablar de la situación con los pequeños y fomentar reglas y medidas de seguridad”, comentó la experta, explicando que su organización lanzó la herramienta Kidsmartz, que ofrece lecciones de seguridad personal a maestros, niños y padres. “Es una oportunidad para que los niños sepan qué hacer para protegerse, y los adultos sepan cómo manejar ese tema y esta herramienta que los ayuda a navegar más fácilmente”.

El NCMEC ha determinado que además de ocurrir cuando los pequeños van a la escuela o regresan de ella, los intentos de rapto también ocurren en medio de actividades relacionadas con las labores escolares, por lo que insisten en que urge poner más el tema de las normas de seguridad en conversaciones.

Y mientras abrazaba a su hija, Guzmán aprovechó para hacerle una solicitud a la administración del alcalde Bill de Blasio que redunde en mayor seguridad para los niños y más tranquilidad para los padres.

“Cuando salen los niños de la escuela sería mejor que hubiera más cámaras en más sitios y más vigilancia, porque son muchos estudiantes y pocos maestros los que los observan, especialmente no creo que haya suficiente vigilancia cuando salen de la escuela”, comentó el padre de familia. “Cuando van entrando, por lo menos en la escuela de mi hija hay mucha vigilancia y siempre los padres se aseguran de que entran, pero al salir hay pocos maestros mirando”.

Toya Holness, vocera del Departamento de Educación de la Ciudad (DOE), destacó que desde el 2002, cuando la Ciudad de Nueva York implementó un sistema de seguimiento de casos de niños raptados, no se ha registrado ningún secuestro, mostrando el alto nivel de seguridad que ofrecen a los menores los planteles educativos de la Gran Manzana.

“Nunca ha habido un caso conocido de un estudiante secuestrado de una escuela”, recalcó la funcionaria. “La seguridad de los estudiantes y del personal es nuestra máxima prioridad y trabajamos en estrecha colaboración con el Departamento de Policía de Nueva York para garantizar la seguridad de todos los edificios escolares”.

Consejos del NYPD

Entre tanto, el NYPD indicó que la seguridad de los menores de la Gran Manzana también es una de sus prioridades, y por ello además de haber lanzado un cuadernillo educativo sobre protección infantil, advierte que es responsabilidad de los adultos prever los problemas con los que los niños puedan encontrarse y instruirlos.

“La clave más importante para la seguridad de los niños es la comunicación abierta, frecuente y eficaz. Los niños confían naturalmente, especialmente en los adultos” asegura la NYPD. “Los padres deben enseñar a los niños a equilibrar esta confianza con precaución. Educar a los niños de una manera gentil, dándoles algunas reglas para recordar. Esto construirá la confianza en sí mismos que necesitan para manejar situaciones peligrosas”.

App para cuidarlos

Y desde la Legislatura estatal, el senador estatal José Peralta y el asambleísta Ron Kim, lanzaron recientemente la aplicación ‘The Parent Patrol’, a fin de incrementar la seguridad de los niños en parques y zonas de recreación públicos, que permite reportar y grabar actividades sospechosas.

“La tecnología está aquí para quedarse, y es vital que la usemos tanto como podamos para garantizar la seguridad de nuestros hijos. Este recurso gratuito permitirá a los usuarios reportar cualquier comportamiento inapropiado o casos potencialmente peligrosos a las autoridades locales”, aseguró Peralta, tras explicar que la nueva app cuenta con rastreo de GPS y ya ha ayudado a que no ocurra nada que lamentar en más de 200 incidentes.

Cristina Castaño, maestra de pre-escolar en una escuela de Brooklyn, aseguró que así como a los niños de les educa sobre materias básicas, hablarle sobre normas de seguridad deben estar por encima de todo para que los menores aprendan a identificar cuando están en situaciones de riesgo y puedan actuar.

“No se trata de educarlos con desconfianza, pero sí es fundamental que estén alerta más en el mundo actual donde los niños están expuestos ante tantas situaciones que ponen en riesgo su seguridad no solo en la calle sino también a través del internet”, dijo la maestra. “Un niño con el que se hable abiertamente de seguridad es un niño que va a saber protegerse más”.

Asimismo, el presidente del Comité de Educación del Concejo, Daniel Dromm, destacó que aunque actualmente no ve la seguridad de los menores de la Gran Manzana en alto riesgo, ni los padres ni las autoridades deben bajar la guardia.
“El hecho de saber que nuestros niños están seguros siempre, es y ha sido una preocupación muy grande de todos, especialmente cuando los niños salen de la escuela y se van para sus casas, y aunque en Nueva York no se han presentado hechos recientes al respecto, siempre tenemos que estar muy atentos de los pequeños”, comentó el líder político de Queens. “Ante todo tenemos que asegurarnos de que cualquier persona que vea algo sospechoso lo reporte para poder actuar”.

Niños hispanos más vulnerables

El presidente de NCMEC, John Clark, destacó que los pequeños latinos son especialmente vulnerables cuando sólo hablan un idioma. “En los últimos 5 años, el 15% de los niños desaparecidos reportados fueron hispanos y muchos de ellos hablaban solamente español”, recalcando una vez más que quieren “frenar los crímenes contra los niños antes de que sucedan y la educación es la clave”.

La representante de NCMEC en Nueva York agregó que: “Los hispanos están en alto riesgo por la barrera del idioma, pero la victimización cruza todos los elementos, financieros, de raza y de cultura. Por eso la comunicación es la clave”.

Datos de niños desaparecidos en Nueva York

  • 18,417 menores fueron reportados como desaparecidos en el 2016.
  • 17,782 de esos niños según la Policía huyeron de sus casas, es decir el 96.6%
  • 6,551 de los casos ocurrieron en la ciudad de Nueva York.
  • O secuestros perpetrados por desconocidos hubo en el 2016, igual que en el 2015.
  • 1 secuestro de menores perpetrado por conocidos fue reportado en 2016.
  • 7 secuestros de menores perpetrados por conocidos fue reportado en 2015.
  • 122 casos de niños tomados por familiares fueron reportados en 2016.
  • 17 niños fueron tomados por un padre sin custodia.
  • 2.6% fue la disminución de niños desaparecidos en el estado.
  • 6.7% disminuyó el reporte de niños desaparecidos ante las autoridades.
  • 18,539 casos de niños desaparecidos desde años atrás fueron cerrados en 2016.
  • Hamilton County fue el único condado del estado sin un solo reporte de niños desaparecidos.
  • La ciudad de Nueva York registró una considerable reducción en casos de niños desparecidos reportados, al igual que otros 29 condados.
  • 1,785 casos se presentaron en Westchester, el condado con mayores reportes.
  • 4.4 niños desaparecidos por cada 1,000 en el 2016.
  • 94% de los niños reportados como desaparecidos eran mayores de 13 años.
  • 58.6% de los menores desaparecidos fueron niñas.
  • 41.4% de los menores desaparecidos eran niños.
  • 55.6% eran hispanos y negros.
  • 29.9% de los casos fueron niñas negras
  • 54% de los menores retornaron a su casa voluntariamente o por intervención de las autoridades.
  • 8 niños desaparecidos fueron hallados sin vida.
  • 1 menor objeto de la alerta AMBER fue víctima de homicidio.