“México no tiene tenistas de élite por su mentalidad derrotista”: José Luis Clerc

¿Fue un 'mal saque' del extenista y comentarista argentino de ESPN o nada más que la verdad?

NUEVA YORK – José Luis Clerc admite que ya no usa pantalones cortos, pero tiene la autoridad tenística para asegurar que México no tiene jugadores top por una mentalidad derrotista.

El ex astro argentino, ahora analista de tenis para ESPN, sostuvo una academia en Acapulco durante tres años, pero desistió al no recibir apoyo de la federación respectiva.

“A los mexicanos les agradezco mucho porque me abrieron las puertas“, externó Clerc mientras tomaba un receso luego de una transmisión televisiva en el Abierto de EU.

“Lamentablemente el tenis mexicano después de Raúl (Ramírez), no hubo demasiadas figuras. Y yo pensé que con tanta gente (en el país) se podían sacar más jugadores.

“Yo veía que el jugador mexicano no se la creía, que entraban a la cancha ya perdiendo, pero, si tú entrás a la cancha es para ganar, sino no entrés“.

  • Venus Williams o el secreto de la eterna juventud

La también comentarista de la televisora estadounidense y ex tenista mexicana, Isabela Petrov, coincide con Clerc sobre el tema de que surja una figura mexicana que arrastre a las nuevas generaciones en el deporte blanco.

“Sí es verdad que los jugadores no tienen esa confianza, quizá lo que hace falta es tener a un jugador estrella para que ellos tengan a esta persona como ídolo”, puntualizó la especialista.

“Una vez que ya sale un jugador, todos los demás se la creen y empieza a crecer esa confianza en los niños chiquitos y jugadores”.

También, añade Clerc, el trabajo de los estrategas o maestros es clave en la producción de deportistas.

“Yo veía también que faltan muchos entrenadores para armar un semillero de chicos de 5 o 6 años; de repente vemos a un chico como Santiago (González) que te llega a una Final de dobles en París (Roland Garros); brillante, espectacular, a mí me alegra, y me cuesta ver eso, que no haya (más mexicanos destacando)”, lamenta el argentino.