Indocumentado que quedó cuadrapléjico en cárcel de ICE demanda al gobierno

ICE no le habría dado acceso a los medicamentos que urgentemente necesitaba
Indocumentado que quedó cuadrapléjico en cárcel de ICE demanda al gobierno
El indocumentado hoy solo pide justicia

Un latino indocumentado que fue detenido en California está demandando al gobierno de Estados Unidos y al condado de Sacramento, luego de quedar cuadrapléjico en un centro de reclusión de ICE.

Luis Alberto Méndez, de 37 años, los culpa de quedar inmovilizado de piernas y brazos, luego de que intentó suicidarse en la cárcel debido a que no le prestaron la atención médica que necesitaba.

Cuando Méndez fue detenido, voluntariamente firmó una orden para su deportación inmediata, dijo su abogado, Douglas Gordon al Sacramento Bee. Si el gobierno simplemente lo hubiera expulsado hoy no estaría paralizado, añadió el abogado.

En su lugar, el hombre fue llevado al Centro Correccional de Río Cosumnes en Elk Grove. Allí, alega la demanda, carceleros ignoraron sus peticiones de acceso a la atención médica. Con el tiempo trató de suicidarse saltando desde un balcón de un segundo piso de la prisión.

La caída no lo mató, pero lo dejó cadrapléjico con la necesidad de atención médica de por vida.

“Él está en una casa pequeña en el área de San José siendo atendido por su familia”, explicó Gordon, quien presentó la demanda el jueves en una corte federal en Sacramento. “Él quedó cuadrapléjico. El no tiene dinero.”

Como muchos Méndez no tenía condenas por delitos graves o lazos criminales que llevaran a su deportación. No obstante, los agentes de ICE lo arrestaron en agosto de 2016 a la salida de su casa de San José, California.

La demanda aclara que cuando Méndez fue detenido por el ICE, la agencia estaba operando bajo el Memo Morton, autorizado por el presidente Obama en marzo de 2011.

Ese memorándum establece que la máxima prioridad del ICE era “extranjeros que representan un peligro para la seguridad nacional o un riesgo para la seguridad pública”. Memo bajo el cual indocumentados sin antecedentes penales no estaban en la lista de deportables.

En cambio, por razones que aún no se han explicado, Méndez fue detenido y en vez de haber sido deportado como lo pidió se le notificó para presentarse ante un juez de inmigración en el futuro enviándolo a la cárcel de ICE.

Una vez allí, dice la demanda, Méndez comenzó a pedir ayuda para sus necesidades psiquiátricas, que incluían acceso a los medicamentos anti-psicóticos para lidiar con su diagnóstico de esquizofrenia.

La demanda concluye diciendo que debido a que Méndez fue denegado “cuidado razonable”, trató de suicidarse saltando de “una estructura elevada” y cayó, golpeándose la cabeza y sufriendo lesiones de médula espinal, una lesión cerebral traumática y otros daños.