Hábitos que te ayudarán a bajar de peso

No todo depende de la dieta, sino de la actitud que tienes frente al proceso.
Hábitos que te ayudarán a bajar de peso
La obsesión con el peso no es saludable

La revista Time publicó un artículo en el que cuenta casos de la vida real, en donde personas cuentan sus experiencia y cómo lograron bajar de peso adquiriendo sencillos hábitos.

Las fórmulas no son las mismas para todo el mundo. Identifica algunas estrategias, elige la que más te convenga, hazla tuya, conviértela en parte de tu rutina y disfruta de los resultados. No te obsesiones con bajar de peso, disfruta el proceso de sentirte más sana y verás resultados en menos de lo pensado.

1. Ve lento pero seguro

bajar peso

Contar calorías puede funcionar, pero quizá sea una de las formas más frustrantes de obtener el resultado deseado. Pensar bajar 10 kilos va a ser siempre mucho más difícil que planear bajar uno. Cuando te pones metas tan altas haces que tu cerebro convierta el proceso en algo casi imposible. Si por el contrario trabajas en bajar un kilo, cuando lo logres será más fácil bajar otro más. No planees bajar 10 kilos, planea bajar de uno en uno y llegarás más fácil a tu meta. 

2. Haz un diario de alimentos

Este no es un conteo de calorías, es literalmente un diario. Por lo que no servirá para que al final del día te crucifiques con los resultados.

A medida que consumes un alimento vas llevando un registro de cómo te sientes después de consumirlo. Comenzarás a hacer conciencia de lo comes. Esta formula hará que cuando tengas ese dulce, chocolatina o “pecadito alimenticio”, recuerdes la sensación y pienses dos veces si realmente quieres hacerlo.

3. Date ciertos descansos

En vez de tratar de cambiar totalmente tu rutina alimenticia, hazla un poco más sana. Puedes hacer transiciones de comidas sin eliminarlas del todo. Si te encantan los pancakes, prepáralos en casa y disfrútalos, la clave está en usar ingredientes más sanos que los que venías utilizando. Si hasta el momento empleabas la harina de trigo reemplázala por harina de almendra o por avena. La textura puede cambiar un poco, al igual que el sabor, pero sin duda podrás disfrutarla. Saber el bien que te hace y no tener que dejar de disfrutar tus alimentos preferidos, hará que el cambio valga la pena. Alcanzarás un balance perfecto.

4. Busca una estrategia que te motive

Cuando logras encontrar la dieta, conteo o rutina que te ayuda a regular cuánto consumes y te sientes cómoda con ella, has alcanzado gran parte de la meta. Busca una estrategia de dieta o alimentación sana con la que te identifiques. Sentirte cómoda con la forma de alimentación es clave para seguir utilizando la misma estrategia. Si usas medios rápidos pero que repudias, los efectos no serán fáciles de alcanzar y pronto perderás el enfoque. 

?>