Charlie, la nueva “arma” contra la pornografía infantil en EEUU

Durante operativos, la perra podrá detectar olores químicos que los humanos no pueden
Charlie, la nueva “arma” contra la pornografía infantil en EEUU
Charlie tiene dos años de edad.
Foto: ice.gov

Su nombre es Charlie y estará enfocada a labores para detectar a criminales cibernéticos, informaron la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y el Grupo de Tareas de Pensilvania del ICAC, la oficina especializada en crímenes por explotación infantil.

Esta labrador, de dos años de edad, es el primer y único detective electrónico K9 forense en Pennsylvania. “Estamos emocionados de presentar a Charlie la primera y única ICAC de detección electrónica K9 en el estado de Pennsylvania”, dijo Marlon Miller, a cargo de la perra. “Charlie tiene la capacidad de detectar objetos que sería imposible de encontrar. Estamos muy contentos de tenerla en el equipo y esperamos sus contribuciones para ayudar a llevar a los depredadores infantiles ante la justicia”.

Charlie ha sido entrenado para rastrear el distinto olor químico de la equipo electrónico pequeño, que para los humanos es imposible detectar.

Sus habilidades le permiten identificar la ubicación exacta de esos dispositivos, incluso lugares donde se encontraban los sistemas electrónicos anteriormente.

El ICAC es una oficina del Departamento de Seguridad Nacional, que se encarga de crímenes cibernéticos contra niños, principalmente pornografía y explotación, ya que los criminales almacenan videos y fotografías.

En muchos de los casos que el ICAC investiga, la evidencia a menudo incluye fotos y videos pornográficos de niños, las cuales se encuentran en pequeños dispositivos, que a veces las autoridades ya no logran ver, pero el olor que desprenden son perceptibles por los perros, como Charlie.