La peligrosa “Teoría del loco” que Trump puede estar usando contra Corea del Norte

El presidente de EEUU podría estar empleando una vieja estrategia contra Kim Jong-un
La peligrosa “Teoría del loco” que Trump puede estar usando contra Corea del Norte
El presidente Trump llamó "Hombre cohete" a Kim Jong-un.
Foto: Drew Angerer/Getty Images

Si es verdad, como algunos sospechan, que el presidente Donald Trump usa la “Teoría del loco” (Madman theory, en inglés) con Corea del Norte, entonces la acusación de “mentalmente desquiciado” que le lanzó el mandatario de ese país quizá fue un logro para él.

La idea básicamente consiste en mostrarse frente a los enemigos como alguien demasiado impredecible o dispuesto a ir al combate, para disuadirlos de actuar contra los intereses propios .

Las conjeturas de que Trump podría actuar de ese modo en política exterior surgieron desde antes que asumiera la presidencia en enero.

Él mismo reivindicó la carta de la imprevisibilidad a lo largo de su campaña electoral.

“Tenemos que ser impredecibles” , respondió el año pasado cuando el diario The Washington Post l e preguntó cómo actuaría ante el expansionismo chino.

“Somos totalmente predecibles. Y lo predecible es malo”.

Las pruebas balísticas de Corea del Norte se incrementaron en los últimos meses. / FOTO: GETTY IMAGES

Las sospechas de que Trump está empleando la “Teoría del loco” crecieron desde el mes pasado, cuando sorpresivamente advirtió que respondería con “fuego y furia” si Corea del Norte amenazaba a EE.UU.

Continuaron cobrando fuerza esta semana, cuando sacudió a sus homólogos de todo el mundo reunidos en la Asamblea General de las Naciones Unidos al amenazar con “destruir totalmente” a Corea del Norte.

Y este sábado se incrementaron las tensiones luego de que bombarderos B-1B y aviones de caza estadounidenses volaron cerca de la costa este de Corea del Norte como una demostración de fuerza, según comunicó el Pentágono.

Entonces, ¿realmente busca Trump que Pyongyang lo vea como un demente? ¿Y cuál sería el riesgo de hacer eso frente a un régimen tan cerrado que posee armas nucleares?

El antecedente de Nixon

El primer presidente estadounidense al que se le atribuyó el uso de la “Teoría del loco” fue Richard Nixon (1969-1974), supuestamente para intimidar a la Unión Soviética y a Corea del Norte.

H. R. Haldeman, quien fue jefe de gabinete de Nixon, escribió que éste le habló de esa teoría cuando le dijo que quería que los norvietnamitas pensaran que “podría hacer cualquier cosa” para parar la guerra de Vietnam y que recordaran que tenía en sus manos “el botón nuclear”.

Trump se ha encargado de recalcar que controla el mismo botón, y lo hizo al día siguiente de su comentario del mes pasado sobre “fuego y furia”, palabras que desde su propio gobierno describieron como espontáneas.

Mientras su secretario de Estado, Rex Tillerson, tranquilizaba a aliados negando que hubiera una amenaza inminente de Corea del Norte, Trump usó su cuenta de Twitter para decir que su primera orden como presidente fue “renovar y modernizar” el arsenal nuclear de EE.UU.

“Esperemos que nunca tengamos que usar ese poder, pero nunca habrá un tiempo en que no seamos la nación más poderosa del mundo”, agregó de inmediato el 9 de agosto.

Diversos analistas estadounidenses han planteado abiertamente desde entonces la posibilidad de que Trump esté haciendo algo similar a Nixon, en este caso para amedrentar a Corea del Norte.

“Podría ser que piensa que la teoría del loco es la teoría correcta aquí” , dijo David Brooks, columnista del diario The New York Times, en el programa PBS Newshour . “Creo que puede ser muy eficaz, siempre y cuando no estés realmente loco”.

El primer presidente estadounidense al que se le atribuyó el uso de la “teoría del loco” fue Richard Nixon (1969-1974). / FOTO: GETTY IMAGES.

“Lógica de calle”

Sin embargo, por tratarse de una estrategia que debería seguirse sin anunciarla expresamente, siempre habrá dudas sobre la “Teoría del loco”.

Es probable que Trump no se ande con vueltas y quiera advertir de veras al mundo sobre el riesgo de una guerra devastadora con Corea del Norte si EE.UU. “se ve obligado a defenderse o a defender a sus aliados”, como dijo en la ONU el martes.

Joan Hoff, una historiadora que ha publicado libros sobre Nixon y política exterior de EE.UU., sostuvo que ni siquiera hay una confirmación de que el expresidente haya empleado la “Teoría del loco” como dijo Haldeman.

“Siempre se usa sobre Nixon, pero Nixon sabía demasiado sobre política exterior como para suscribir un enfoque tan simplista”, dijo Hoff a BBC Mundo.

No obstante, opinó que “probablemente es cierto cuando se aplica a Trump, porque no sabe nada sobre política exterior”.

Ante la duda, han surgido varias advertencias de que la propia imprevisibilidad puede ser peligrosa.

“Puede haber (…) algún mérito en la Teoría del loco hasta que te encuentras en una crisis” , dijo David Petraeus, general retirado de EE.UU., en una discusión que tuvo lugar en la Universidad de Nueva York hace algunos días.

“No quieres que el otro lado piense que puedes ser lo suficientemente irracional como para conducir un primer ataque o hacer algo, ya sabes, lo que se llama ‘impensable'”, advirtió.

También muchos creen que el líder norcoreano Kim Jong-un utiliza la “Teoría del loco” para hacerse respetar en su región y por EE.UU.

El propio Trump lo definió el viernes vía Twitter como “un loco al que no le importa morir de hambre o matar a su pueblo”.

Sin embargo, otros lo ven de forma diferente.

Kim Jong-Un amenaza con una nueva prueba nuclear en el Pacífico. / FOTO: GETTY IMAGES

Kim Jong-un no es un loco, es muy calculador … Lanzan comunicados que son muy rimbombantes y militaristas, pero él no ha tirado misiles hacia Guam, Estados Unidos o sobre Corea del Sur”, dijo Howard Stoffer, un experto en seguridad nacional que trabajó durante 25 años en el servicio exterior estadounidense.

A su juicio, hablar duro y mostrarse impredecible cuando se tiene un cargo de tanta responsabilidad es contrario a los intereses globales.

“Es lógica de calle, eso funciona cuando eres un chico en el barrio y hay pandillas. No funciona en la diplomacia internacional”, dijo Stoffer a BBC Mundo. “El mundo funciona si tiene estabilidad y todos son previsibles”.