Concejales proponen invertir más recursos en seguridad y lucha contra el bullying en escuelas

Tras el incidente en la escuela PS 67 de El Bronx, donde un estudiante víctima de matoneo acabó con la vida de otro joven urgen combinar programas de protección con educación
Concejales proponen invertir más recursos en seguridad y lucha contra el bullying en escuelas
La tragedia ocurrión en Urban Assembly School for Wildlife Conservation.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

La muerte de un adolescente de 15 años apuñalado a manos de un alumno de 18, aparentemente víctima de bullying, ocurrida el miércoles en la escuela PS 67 en El Bronx, es una muestra de que la Ciudad falló en proteger a los estudiantes y que urgen acciones inmediatas.

Así lo aseguró el concejal Rafael Salamanca, de El Bronx, quien no solo lamentó el hecho de sangre sino que manifestó que el trágico incidente pone de manifiesto nuevamente la necesidad de mejorar las medidas de seguridad escolar.

La Ciudad ha fallado sobre esas medidas”, aseguró el político. “Juntos como miembros del Concejo para esta área, estaremos trabajando diligentemente en las próximas semanas para encontrar formas de fortalecer los procedimientos y prácticas de seguridad escolar, porque ningún padre debe temer por la seguridad de sus hijos cuando los envía a la escuela”.

Salamanca afirmó que urge ampliar la discusión del tema con sus otros 50 colegas del Concejo Municipal para buscar soluciones en la lucha contra el matoneo escolar, creando mayor acceso a consejeros y otros profesionales para lidiar con situaciones como las que motivaron el incidente registrado en la escuela Urban Assembly School for Wildlife Conservation.

“Estamos a sólo un día de esta trágica situación y aún necesitamos reunir más datos para abordar mejor el tema, pero creo que está claro que necesitamos hacer más para manejar lo que se podría percibir como intimidación en el aula y para asegurar mejor que todos los estudiantes estén a salvo mientras están en la escuela”, aseguró el político.

El concejal dominicano Ydanis Rodríguez, por su parte, mencionó que es indispensable promover iniciativas en el Concejo Municipal para asignar mayores recursos a las escuelas, aunque mencionó que la Ciudad ha progresado en la seguridad de los centros educativos.

“Tenemos la responsabilidad de continuar mejorando la seguridad, y aunque lo de ayer no lo muestra, hemos visto importantes avances en la reducción de los crímenes y ataques en las escuelas que hoy no se parecen en nada a las de los años 80 y 90, donde en muchos vecindarios latinos estaban marcadas por ataques diarios”, comentó el líder político, quien aunque propone mayor aumento de la presencia policial y aumento en las investigaciones, está en contra del incremento de detectores de metales y pidió que el Departamento de Educación sea más proactivo para atacar los casos de bullying.

“Tenemos que escuchar a los padres, a los estudiantes y a los maestros para tomar las medidas necesarias para mejorar la seguridad pero sin convertir las escuelas en cárceles, porque ya vivimos esa cultura en el pasado, donde las escuelas parecían más prisiones que centros educativos”, dijo Rodríguez, quien fue maestro trece años y quien también promoverá un plan para formar jóvenes que actúen como intermediarios en la resolución de conflictos.

El presidente del Comité de Educación del Concejo, Daniel Dromm, culpó directamente de lo sucedido en la PS 67 a la escuela y aseguró que la seguridad no se consigue con más detectores de metales ni fuerza policial sino con trabajo contra el bullying y fomento de programas de formación.

“Los detectores de metales no pueden prevenir el bullying. Lo que necesitamos en escuelas como esa es promover prácticas justas. Hay que responsabilizar a los estudiantes por sus acciones y educar sobre la diferencia, pues el chico que cometió el hecho era víctima de bullying por ser diferente y nadie allí hizo nada”, comentó el concejal. “Yo crecí como gay adolescente y sé lo que es ser diferente y más que poner detectores se trata de que el Departamento de Educación tome la problemática del bullying con mayor seriedad”, concluyó Dromm.