Extraordinaria respuesta de neoyorquinos para ayudar Puerto Rico

A más de recolectar artículos de primera necesidad, la ciudad ha enviado hasta ahora 153 empleados de varias agencias para apoyar en la emergencia

NUEVA YORK.- La recaudación de donaciones en la ciudad de Nueva York para los damnificados por el huracán María en Puerto Rico, no puede ser mejor. Los neoyorquinos han respondido al llamado de solidaridad de forma extraordinaria, hasta ahora, se han recogido 265 unidades de carga de artículos donados que están siendo enviados  al almacén de gestión de emergencias en Brooklyn.

Los artículos incluyen aproximadamente 12,800 cajas de pañales, 23,800 cajas de productos de higiene femenina, 1,200 botiquines de primeros auxilios, 3,600 cajas de alimentos para bebés y 8,800 paquetes de pilas. Miles de estos artículos ya han llegado a Puerto Rico, informaron las autoridades que coordinan la ayuda desde Nueva York.

El alcalde Bill de Blasio y la presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito, visitaron este jueves el almacén de manejo de emergencia de la ciudad de Nueva York en Brooklyn, donde cientos de artículos de primera necesidad están siendo ordenados para su envío.

“Los neoyorquinos han mostrado una gran generosidad y apoyo para Puerto Rico. Hemos recolectado de miles de artículos y las donaciones serán aceptadas hasta finales de mes. Para aquellos que están en capacidad de hacerlo, la cosa más eficaz ahora mismo es donar dinero en efectivo”, dijo De Blasio.

El alcalde anunció además el despliegue adicional de otros 53 empleados para ayudar con los esfuerzos de socorro y recuperación. Hasta la fecha, 158 trabajadores de la Ciudad están en Puerto Rico.

La Ciudad continuará recolectando donaciones hasta el 31 de octubre en 24 estaciones de bomberos, estaciones de EMS, y cada cuartel del NYPD, las agencia de tránsito en los cinco condados.

El primer ejecutivo de la ciudad ratificó que sólo se aceptarán donaciones de baterías, pañales, productos de higiene femenina, suministros de primeros auxilios y alimentos para bebés en estos lugares de entrega. Las donaciones serán aceptadas durante las horas de 7 am. a 9 pm.

“El Puerto Rico que todos conocemos, en el que crecí, no es el Puerto Rico que vemos hoy. El huracán María ha dejado al pueblo puertorriqueño en completa devastación, y está necesitando tanto recursos como sea posible”, clamó Melissa Mark-Viverito.

La presidenta del Concejo destacó que es evidente que el gobierno federal no esté haciendo lo suficiente para ayudar a los ciudadanos de la isla, “pero nosotros en Nueva York nos pondremos en pie y apoyaremos a nuestros hermanos y hermanas en Puerto Rico”.

Otros 22 empleados del Departamento de Edificios (DOB) del Departamento de Preservación y Desarrollo de Vivienda (HPD) viajarán para realizar inspecciones de edificios afectados por el huracán. Además y 31 trabajadores del Departamento de Saneamiento, para ayudar a la Agencia de Manejo de Emergencias de Puerto Rico (PREMA) en la coordinación de un equipo de apoyo para la gestión de desechos para ayudar en las operaciones de eliminación de desechos.

Estos equipos se están desplegando a raíz de una solicitud de FEMA y el gobernador de Puerto Rico a través de la EMAC (Emergency Management Assistance Compact). EMAC es el sistema nacional de ayuda mutua de gestión de emergencias que facilita asistencia interestatal en casos de desastre. Los miembros del DOB y el HPD partirán este viernes hacia Puerto Rico en un vuelo de United Airlines desde Newark International, mientras que el equipo de DSNY saldrá del aeropuerto de JFK en un vuelo de JetBlue.

Entre el personal enviado por la Ciudad a Puerto Rico se  hallan  9 miembros de la Sociedad Hispana del NYPD, que están en San Juan coordinando acciones con el Departamento de Policía de Puerto Rico y 15 miembros de la Sociedad Hispana FDNY que están asistiendo con el centro de distribución y brindando servicios de traducción.

La Ciudad también está recaudando donaciones monetarias a través del Fund to Advance New York City. Estos fondos serán distribuidos a organizaciones que trabajan para apoyar a los 3,5 millones de puertorriqueños y otros residentes del Caribe que han sido impactados por el huracán María.

“Nueva York y Puerto Rico están inextricablemente unidas. Para los neoyorquinos, los puertorriqueños son familiares y para muchos de nosotros, literalmente en sentido figurado lo son”, dijo la congresista neoyorquina, Nydia M. Velázquez.