Abusos sexuales contra 100 niños en una escuela conmociona en Ecuador

Ofrecen $10,000 dólares de recompensa por uno de los profesores
Abusos sexuales contra 100 niños en una escuela conmociona en Ecuador
Los niños y sus famliares no denunciaron por miedo o vergüenza.

GUAYAQUIL – Una recompensa de $10,000 dólares se ofrece por la captura de un profesor acusado de abusar sexualmente de al menos cinco niños en un colegio en Guayaquil, Ecuador, pero los abusos podrían alcanzar a más de 100 infantes, alertaron autoridades.

No todos los casos están relacionados con el maestro que se busca, tampoco son recientes, pero el gobierno de esa ciudad de Ecuador reconoce que es el mayor escándalo de ese tipo.

Las investigaciones, reportó El País, han arrojado que algunos menores fueron toqueteados, pero un alto porcentaje fueron violados.

Todo comenzó a destaparse con la denuncia de una madre ante la Fiscalía, pero las autoridades del Departamento de Consejería Estudiantil conocían el problema desde mayo pasado, según una fuente consultada por el diario.

“El Departamento de Consejería Estudiantil entregó dos informes a la rectora (responsable de la escuela): uno el 30 de mayo y el segundo, el 6 de junio… Ella pasó el documento al Distrito Educativo, que sólo procedió a devolverle el documento, sin hacer nada”, alertó ante la prensa el ministro Fander Falconí.

Las víctimas y sus familias no habían denunciado por vergüenza o por miedo, por lo que incluso las autoridades buscan que haya mejores leyes que permitan enfrentar el problema.

Tan sólo en tres años se han reportado casi 900 casos de acoso sexual, de los cuales 65% fueron cometidos por personal educativo o administrativo de las escuelas.

El caso de los 100 niños ha indigando a la población, sobre todo después de que se dieron a conocer algunos detalles, entre los cuales refieren que al menos cuatro profesores encerraban a niños en el baño y abusaban sexualmente de ellos, les tomaban fotografía y hasta los obligaban a beber orina.

El colegio se encuentra en una de las zonas más pobres de la ciudad en donde se detuvo a un sospechoso, aún sin la colaboración de la responsable del plantel.