Arrestan a papá de cuatro hijas al acudir a cita para la residencia

El papá de familia y trabajador de construcción fue arrestado por una "orden de exclusión" de hace 20 años #FreeMelecio
Arrestan a papá de cuatro hijas al acudir a cita para la residencia

El pasado jueves 12 de octubre, la joven Viviana Andazola Marquez, de 21 años de edad, acompañó a su papá Melecio Andazola a la que ellos pensaban sería una entrevista de inmigración para culminar el proceso de su residencia legal en este país.

Viviana había volado el día antes desde Connecticut, donde estudia su último año en la Universidad de Yale, hasta Denver, donde el padre de cuatro hijas vive desde hace 20 años, trabajando en la construcción y criando a su familia.

“Llegamos a las oficinas de USCIS y todo parecía normal”, dijo Viviana. “Un agente lo llamó y traté de entrar con el pero me dijeron que no hacía falta. El agente me dijo que había una recomendación positiva para su solicitud y me pidió que saliera de la sala”.

Cuando Viviana salió, las autoridades arrestaron a Melecio, pasándolo a la custodia de la Agencia de Inmigración de Aduanas (ICE) y enviándolo a un centro de detención privado en Aurora, Colorado.

La razón: en vez de aprobar su solicitud de residencia por medio de su hija ciudadana de 21 años, ICE decidió reinstaurar una vieja orden de “exclusión”, un término legal que ya no existe.

La orden, que equivale a una deportación sumaria, fue emitida originalmente en 1997 cuando siendo casi un adolescente, Melecio trató de entrar ilegalmente al país.

En 1998, el entonces joven migrante volvió a cruzar la frontera y se estableció a vivir y trabajar en Colorado, con estatus de indocumentado.  En 2001, trató de regularizar su situación por medio de un hermano ciudadano, pero estos procesos se tardan décadas, así que cuando su hija cumplió recientemente los 21 años, realizaron el cambio del proceso para que ella lo pidiera legalmente.

Llenaron formulario y pagaron los costos. La detención de Melecio la pasada semana fue la culminación del proceso, pero no la que esperaban.

Tras el arresto, Viviana se puso en movimiento y compañeros suyos de la Universidad de Yale crearon un fondo para donativos y una petición que solicita que las autoridades de ICE suspendan su deportación y lo liberen, para que pueda cuidar de su familia.

El abogado Hans Meyer, contratado por los Andazola el pasado sábado, no fue quien lo representó en el proceso de residencia, pero ahora intenta salvarlo de la deportación.

“Melecio es un padre con cuatro hijas ciudadanas, la menor de las cuales tiene dos años y sufre de epilepsia”, dijo Meyer. “Además de ser el que sostiene económicamente la casa, Melecio cuida de su propia madre. Si alguien merece una oportunidad, es el él”.

Meyer dijo que su bufete aún está desentrañando el origen de la orden de exclusión realizada contra Melecio en 1997, pero que los procesos han cambiado mucho desde entonces.

“Creemos que él tiene opciones legales y además necesitamos tiempo para darnos una idea de qué fue lo que pasó exactamente en 1997”, dijo Meyer.

Portavoces de la oficina legal dijeron que este martes se está presentando la solicitud de “suspensión de remoción” (término legal que significa que no va a ser deportado por el momento).

En un comunicado ICE confirmó el arresto del joven padre (tiene 41 años), indicando que la agencia decidió reactivar la vieja orden de exclusión con la intención de deportarlo.

ICE no alega que Andazola ha cometido ningún delito y su hija Viviana cuestiona la forma en que las autoridades “nos engañaron”.

“El tiene años tratando de sacar papeles legales, presentando solicitudes, llenando formularios”, dijo su hija. “Las consecuencias para nuestra familia son inestimables, yo tendré que suspender mis estudios casi a punto de graduarme para regresar a Denver y proveer para mi familia, esencialmente, convertirme en padre y madre”.

El fondo iniciado por sus compañeros de Yale, ya ha recabado más de 66,000 dólares para los gastos legales y para el apoyo a la familia, con más de 1400 donativos.  Casi 18,000 personas han firmado una petición pidiendo a ICE la liberación y una oportunidad para Melecio.