La brutalidad policial no frena en NYC

Decenas de casos de abuso han quedado en la impunidad, recuerdan manifestantes en el 22 aniversario del Día Anual de Protesta contra la Brutalidad Policial
La brutalidad policial no frena en NYC
Activistas y familiares de víctimas de brutalidad policial poco antes de empezar la marcha.

NUEVA YORK.- En Nueva York de abuso policial no para al tiempo que hay muchos casos que han quedado en la impunidad, coincidieron en señalar este domingo los manifestantes en la marcha conmemorativa del 22 aniversario del Día Anual de Protesta contra la Brutalidad Policial.

Entonando consignas como: “No a la brutalidad, sí a la justicia”, “Queremos paz, no violencia”,  “No más muertes de inocentes” y en medio de demandas por reformas al Departamento de Policía de Nueva York, tanto como al sistema de justicia criminal, decenas de activistas marcharon por el downtown de Brooklyn.

“Vamos a continuar esta lucha hasta que brille la verdad y se haga justicia”, dijo Nicholas Heyward, el padre del adolescente Nicholas Heyward Jr. muerto por un oficial del NYPD en medio de un confuso incidente en 1994.

Familiares de víctimas de abuso policial en las escalinatas de la presidencia del condado de Brooklyn.

“Hay todo un esquema de encubrimiento de este sistema racista y supremacista que continúa justificando el asesinato policial en todos los casos a nivel nacional”, insistió Heyward al tiempo de agregar que, “Hoy tenemos un desafío aún mayor con Trump y Pence. Tenemos un régimen supremacista abiertamente blanco en el poder político”.

Los activistas, entre ellos los padres y familiares de muchos neoyorquinos que han muerto bajo custodia policial o en acciones de la Uniformada, se concentraron en las escalinatas de la presidencia del condado de Brooklyn, portando carteles con las fotografías  de las víctimas.

“Los casos de brutalidad policial se han visto alentados por la política antiinmigrante y racista de la Administración Trump, eso es más que evidente y es algo que debemos parar”, declaró Alphonse  White, residente de Staten Island.

Entre tanto el asambleísta Charles Barron apuntó que el problema de brutalidad policial es muy complejo.

“Es una falla de nuestro sistema, local, estatal y nacional. Hay que buscar consenso nacional para frenar la discriminación contra los negros, los inmigrantes y las minorías en general”, sostuvo Barron.

Desde Anthony Báez caído en El Bronx en 1994, Amadou Diallo, en El Bronx en 1999, Eric Garner, en Staten Island en 2014, Rafael Laureano en Brooklyn en 2014, Akai Gurley en Brooklyn en 2014, Miguel Espinal en Yonkers en 2015 hasta Richard González en El Bronx en 2016 y como ellos, según las organizaciones que promovieron la marcha, al menos otros 325 neoyorquinos han muerto en casos de brutalidad policial.

“El Día Nacional de Protesta fue creado por una coalición de luchadores por la libertad, ante el auge de brutalidad policial y por la preocupación de llevar nuestras voces de denuncia a un nivel superior a nivel nacional”, dijo el activista Steve Yip.

La manifestación también recordó el reciente estallido de la controversia sobre los jugadores profesionales de fútbol y otros que se han puesto de rodilla para protestar contra la brutalidad policial contra los negros y las comunidades de color, lo cual le da un significado especial a este Día Nacional de Protesta.

La Marcha Anual de Protesta contra la Brutalidad Policial se realizó este domingo de forma simultánea en ciudades como Albuquerque, Atlanta, Chicago, Illinois, Columbus, Ohio, Houston, Texas, Los Ángeles, California, Salt Lake City, Utah y Tallahassee, Florida.

En Nueva York la convocatoria fue liderada por la Coalición 22 de Octubre de NYC, Padres Contra la Brutalidad Policial, Madres que Claman por Justicia y la Red de Lucha contra el Encarcelamiento Masivo.