México: Boutique regala ropa ejecutiva a damnificados del sismo para que regresen a trabajar

Trajes, vestidos, bolsas, corbatas y prendas de todo tipo las ofrece una mujer llamada "La Lic", en beneficio de los afectadps
México: Boutique regala ropa ejecutiva a damnificados del sismo para que regresen a trabajar
Rafael Flores perdió su vivienda y busca ropa para trabajo de oficina.

MEXICO – Después de varias citas de trabajo sin éxito, Rafael Flores, un contador de 57 años, llegó a la conclusión de que la desventaja de la edad  pesaba tanto como haberse quedado sin ropa porque su departamento en la colonia Ejército de Oriente quedó tan dañado por el sismo del pasado 19 de septiembre que ni siquiera pudo entrar por un par de zapatos.

Entre la familia y amigos consiguió algunas camisetas y pantalones de mezclilla, pero en la Ciudad de México (donde según te vistes, te tratan, dice) la informalidad no ha hecho más que obstaculizar su búsqueda de un nuevo trabajo de oficina; el anterior, lo perdió después del temblor porque la empresa cerró.

“Me ven de arriba abajo y piensan que no soy una persona seria“, cuenta entre los estantes de trajes sastre y corbatas; camisas de manga larga y pantalones de corte fino ordenados por categorías como en una tienda de moda con la diferencia de que al salir no tiene que pagar porque en esta ‘Boutique con Causa“ lo que ofrece es ropa elegante para que los damnificados del sismo regresen a trabajar “con dignidad“.

Alrededor de 250,000 se quedaron sin casa en la CDMX y los estados aledaños por dos siniestros del 7 y 19 de septiembre, que dejaron 5,765 viviendas dañadas, de acuerdo con estadísticas  de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial.

¿Dónde quedó, cuánto es? ONGs exigen a Peña transparentar ayuda por terremoto

“¿Para qué ocasión lo necesita?“, pregunta una mujer que lleva una mascada al cuello y a quien  llaman “La Lic“  porque ella prefiere el anonimato como autora de este singular concepto donde diariamente acuden entre 30 y 40 afectados en busca de ayuda para bien vestir, gente que perdió su vivienda o que no puede entrar por los daños.

La Lic cuenta que la idea de la Boutique con Causa nació una semana después del terremoto, cuando comenzaron a ver que había que enfocar la recuperación de la economía entre las donaciones mucha ropa de marcas importantes (Tommy Hilfiger, Polo, Scapinno…) y bien cuidadas, suéteres, abrigos, faldas, mocasines y zapatos altos.  Desde entonces diariamente los visitan entre ocho y 10 donadores.

“En la CDMX somos cuidadosos para vestir y cuando salen de aquí se van felices, es como una terapia y no tiene que pagar nada”.

Rafael Flores espulga telas, acabados y cortes y se olvida por un instante del albergue, de su departamento dañado en la delegación Iztapalapa y de que como gracias a la caridad. Mete en una bolsa dos trajes sastre, uno azul y uno negro, dos camisas blancas y dos corbatas que escoge cuidadosamente entre los estantes del local ubicado en la colonia Roma, una de las zonas afectadas.

A un mes del terremoto en México crece el caos y la desconfiza de lo afectados en su gobierno

Rafael Flores busca algo adecuado para regresar a trabajar.
Rafael Flores busca algo adecuado para regresar a trabajar.

Después de 45 minutos reparte “gracias“ a diestra y siniestra y camina despacio hacia la salida, donde se cruza con Viviana Solamena, un manicurista, a quien le apena ir a las casas de sus clientes particulares con la misma ropa con la que salió corriendo el día del sismo de su departamento en la calle Prolongación Xochicalco, de la colonia del Valle.

“Alcancé a salir del séptimo piso sólo con mi perrita“, comenta.

Viviana camina al fondo, donde se encuentra la sección de damas, vestidos, blusas, bolsas, los cinturones. “No sabemos qué va a pasar con el edificio pero nos desalojaron“, dice mirando a las voluntarias que apoyan a La Lic. quienes la apoyan en probar algunos modelos y buscar sus talla. Por ahora quiere un vestido para ir al doctor,  “Es tan incómodo bajarse todo el pantalón frente al medico“, dice.

VIDEO: “Padre nuestro”, médico reza en medio de una cirugía durante el terremoto en México

Viviana Oliva, no puede ingresar a su edificio porque tiene riesgo de colapso.
Viviana Oliva, no puede ingresar a su edificio porque tiene riesgo de colapso.

Hurgando aquí  y allá encuentra tres mudas de pantalones, sacos, blusas y abrigos. El rostro se le ilumina. Toma su bolsa y sonríe “Ahora sí estoy lista al menos para trabajar porque me da seguridad“.