NYC prohíbe preguntar la historia salarial a demandantes de empleo

La ciudad quiere evitar que se perpetuen discriminaciones salariales en minorías y mujeres
NYC prohíbe preguntar la historia salarial a demandantes de empleo
La defensora del Pueblo, Letitia James, presentó la legislacion para prohibir a los empleadores preguntar sobre salarios previos./ Mariela Lombard

Los empleadores, reclutadores o agentes que hagan entrevistas de trabajo en la ciudad de Nueva York tienen oficialmente prohibido preguntar a los candidatos a un empleo cuál era su sueldo anterior.

Con esta medida, que entró en vigor el martes, mujeres y minorías podrán tener la oportunidad de negociar un salario para un nuevo empleo que responda a sus cualificaciones y potencial pero no tener como base el pago que tenía, en su anterior trabajo. Con ello se quiere poner fin a la sistemática infravaloración del trabajo de estas personas y que esta perdure durante la vida laboral de cada persona. A nivel nacional las mujeres cobran 80 centavos por cada dólar que gana un hombre blanco y los hombres hispanos ganan el 69% de lo que ganan los blancos.

En la caso de las mujeres de minorías negra o latina la situación es peor, según se desprende de un informe elaborado por la oficina de la defensora pública Letitia James que también calculó que cada año las mujeres ganan $5.800 millones menos en la ciudad por esta disparidad continuada. James presentó este informe y la propuesta de ley a finales de 2016.

La legislación que prohíbe esta pregunta, y cuyo cumplimiento será supervisado por la Comisión de Derechos Humanos, fue aprobada en abril por el concejo y firmada por el alcalde, Bill de Blasio, en mayo.

Muestra de la publicidad con la que se dará a conocer la ley./Cortesía

De acuerdo a esta, no solo no se puede preguntar por salarios y beneficios anteriores a los potenciales empleados sino que tampoco se puede buscar la respuesta en el trabajo que tenían estos antes. No se pueden buscar informes públicos que contengan esta información ni basar las compensaciones en las ganancias anteriores de los solicitantes de empleo tanto si este es a tiempo completo como si es a tiempo parcial o se trata de una pasantía.

La ley no prohíbe a los demandantes de empleo ofrecer voluntariamente esta información ni impide a los empleadores preguntar por las expectativas salariales o proveer un rango de salario por el que se estaría dispuesto a trabajar.