WiFi en el auto el mejor aliado para un viaje familiar tranquilo

WiFi en el auto puede ser la respuesta a muchos problemas. El tráfico, el costo del viaje, el clima y la ansiedad de la pregunta constante de "Are we there yet? o ¿Ya llegamos? son algunos principales factores de estrés…

WiFi en el auto puede ser la respuesta a muchos problemas. El tráfico, el costo del viaje, el clima y la ansiedad de la pregunta constante de “Are we there yet? o ¿Ya llegamos? son algunos principales factores de estrés que pueden ser eliminados con un sistema de WiFi en el auto, que según una encuesta es el mejor aliado para un viaje familiar en paz.

El estudio realizado por Harris Poll para Chevrolet, justo a tiempo para preparar las salidas a carretera por el feriado del Día de Acción de Gracias, analizó las respuestas de la encuesta a 1,063 padres con hijos menores de 18 años.

La mayoría de los encuestados dijo que la tecnología en el vehículo puede mejorar la experiencia de un viaje e incluso hacer que el tráfico en las carreteras sea más tolerable.

Más de la mitad de los padres  (56%) dijo que el Wi-Fi en el auto ayudaría a que los viajes en familia resulten más agradables.

“El automóvil es la nueva mesa familiar, donde se crean recuerdos y se fortalecen lazos”, dijo Steve Majoros, director de marketing de Autos Chevrolet y Crossovers. “Mientras las familias se preparan para salir de vacaciones, para reunirse con amigos y familiares, pueden confiar en crossovers como el Chevrolet Traverse y el Equinox 2018 para satisfacer sus necesidades, desde el espacio de almacenamiento hasta los tomacorrientes y entradas USB disponibles, Wi-Fi 4G LTE y la compatibilidad de Apple CarPlay y Android Auto“.

WiFi en el auto, el mejor aliado para un viaje familiar feliz

La encuesta también reveló que, a pesar de los momentos estresantes o inesperados, el espíritu viajero de la familia estadounidense sigue vivo.

La gran mayoría (93%) dijo que disfruta de los viajes por carretera con su familia, y más de la mitad (53%) dijo que incluso “los ama”.

¿Las principales razones por las que las familias estadounidenses aman los viajes en familia?:

“Pasar tiempo con la familia” (80%) fue la respuesta más popular, seguida de “explorar y detenerse en lugares/destinos interesantes” (69%).

Los siguientes resultados completos de la encuesta con las respuestas de las familias hispanas:

Según una encuesta de Harris Poll encargada por Chevy:

  • Duración perfecta de viaje por carretera: típicamente 6 horas
  • El uso de tecnología durante los viajes por carretera:

66% de los padres hispanos dijo que el Wi-Fi en el auto hará que los viajes en familia resulten más agradables, convirtiéndolo en la cosa más importante de la lista de deseos de los padres hispanos para la tecnología en el auto.

  • Forma favorita de pasar el tiempo durante el viaje:  Hablar entre ellos (82%), escuchar (78%), solo pasar tiempo en el auto (43%), entretenerse con juegos clásicos de viajar por carretera (36%), ver o escuchar una película o un programa de TV (26%) y escuchar un audiolibro (11%).
  • Las partes favoritas de los viajes por carretera son:

81% – pasar tiempo con la familia

72% – explorar y detenerse en lugares/destinos interesantes

55% – estar afuera en la carretera abierta

  • Vehículo ideal para viajes por carretera: casi tres cuartas partes (74%) de los padres hispanos dijo que preferirían hacer un viaje familiar en un SUV, más que cualquier otro tipo de vehículo, con 61% que prefiere un SUV grande con 3 filas de asientos.
  • Recuerdos nostálgicos y hacer nuevos: 92% de los padres hispanos dijo que disfrutan los viajes por carretera (incluido 58% que dijo que los “aman“).
  • 93% de los padres hispanos que hicieron viajes por carretera cuando eran niños también dicen que tienen buenos recuerdos que sucedieron durante los viajes familiares.

Harris Poll realizó ésta encuesta para Chevrolet, en Estados Unidos, entre el 19 de octubre y el 27 de octubre de 2017, entre 1,063 adultos mayores de 18 años que son padres o tutores legales de uno o más niños, menores de 18 años que residen en su hogar (” de los padres”).