El plan de impuestos republicano no es más que una estafa a las familias trabajadoras

Op-ed de Tom Pérez, presidente del Comité Nacional Demócrata

Guía de Regalos

El plan de impuestos republicano no es más que una estafa a las familias trabajadoras
Tom Pérez.

Como muchos Latinos hijos de inmigrantes, tuve que trabajar para estudiar en la universidad. Logré pagar mis estudios trabajando en almacenes y en la parte trasera de un camión de basura. Por eso, reconozco la basura cuando la veo y puedo asegurarles que el plan republicano de impuestos es basura. Este proyecto fue escrito para los amigos de Trump, no para las familias estadounidenses.

Ya hemos visto esto antes. Los republicanos proponen recortes de impuestos para los más ricos a expensas de la clase media. Sin embargo, esta vez es peor. El proyecto por el que votarán esta semana los republicanos, no sólo quiere dar más dinero a los millonarios, sino que hará cortes profundos a programas de los que las familias Latinas dependen. Al mismo tiempo, haría un hueco de $2 billones en nuestra deuda.

Los republicanos venden este plan como una gran ayuda para la clase media, pero los hechos no mienten. La media de ingreso de una familia Hispana es de $47,675 al año y aproximadamente un cuarto de las familias en ese tramo fiscal verían un aumento en sus impuestos bajo este plan; millones de niños Latinos perderían su elegibilidad para el crédito fiscal para nuevos hijos, amenazando aún más la seguridad económica de sus familias.

Para pagar por los recortes a los millonarios, los republicanos quieren reducir gastos en salud, educación y otros programas vitales para la clase media. Eso incluye $1 billón de cortes al Medicaid, del que 1 de cada 3 Hispanos recibe cobertura médica. Y más de cuatro millones de Latinos dueños de pequeños negocios tendrán difícil la competencia ya que más del 90% de los pequeños negocios no recibirán ningún beneficio de la reducción de impuestos a los negocios que proponen. Eso sólo reducirá la tendencia de crecimiento que han tenido los negocios emprendidos por Hispanos durante la última década.

El plan de impuestos republicano no es más que una estafa a las familias trabajadoras. Al empujar este vergonzoso proyecto, Trump, Pence y los republicanos del Congreso le envían un mensaje al pueblo: el Partido Republicano trabaja para sus donantes de sus campañas. Nos confirman que no tienen escrúpulos en cerrar oportunidades para las familias trabajadoras y los Latinos para implementar su agenda.

Los demócratas creemos que una reforma tributaria debería ayudar a las familias de la clase media, no a los banqueros de Wall Street. Por eso seguiremos trabajando sin cansancio para asegurarnos que este plan no se convierta en ley.

Sobre el autor

Thomas Edward Perez is an American Democratic Party politician and attorney who was elected Chair of the Democratic National Committee in February 2017. Perez was the United States Secretary of Labor from 2013 to 2017.