Arturo Olivé, el quarterback de la NFL para atender a 20 millones de aficionados en México

El juego de este domingo entre Raiders y Patriots es resultado de una estrategia y no se descarta que el país tenga algún día su propia franquicia

Guía de Regalos

Arturo Olivé, el quarterback de la NFL para atender a 20 millones de aficionados en México
Arturo Olivé (der.) es el encargado de conducir los negocios de la NFL en México.
Foto: Imago7

México cuenta con más de 20 millones de aficionados a la NFL, según datos de la propia liga, lo que le convierte en el mayor mercado fuera de los Estados Unidos. Para poder responder a las necesidades de tan enorme presencia se requiere de un “quarterback”.

Arturo Olivé es esa persona. El director de la NFL México es el responsable de dirigir los negocios de la liga en un país que este 19 de noviembre volverá a ser sede de un juego oficial: Raiders de Oakland vs. Patriots de Nueva Inglaterra.

Este partido, como el del año pasado entre Raiders y Texans de Houston, y otro que habrá en 2018, son parte de una estrategia y resultado del trabajo de la oficina que encabeza Olivé.

“Nos hemos enfocado en crecer la base de aficionados, ese es uno de nuestros principales objetivos”, dice Olivé, con 10 años en su cargo. La oficina de la NFL en México fue abierta en 1998.

“El negocio de NFL es un negocio importante en México y esto viene a redondearse con la presencia de un juego cada año”, explica el ejecutivo, que tiene como una de sus más importantes tareas la negociación para las transmisiones de televisión.

El dato es fascinante: un aficionado que vive en México puede mirar cada semana por TV abierta o de cable más juegos de NFL que uno que vive en los Estados Unidos. Y es que en México se pueden ver hasta nueve partidos cada jornada. Esto sin contar los paquetes que se venden en ambos países para poder mirar todos los encuentros de la campaña.

“Eso te da una señal de la penetración que tenemos para el aficionado a los deportes y es un reconocimiento al crecimiento que hemos tenido. No se ha dado por generación espontánea, es algo que hemos ido trabajando por estrategia”, asegura Olivé.

El retorno de juegos de la NFL a México el año pasado fue exitoso y significativo; habían pasado 11 años desde la última vez. Pero el de este domingo se presenta como un evento muy especial por la presencia de los campeones del Super Bowl, los Patriots, enfrentándose a un equipo de mucha historia y popularidad como los Raiders.

“El ambiente está en plena efervescencia. La gente en México conoce mucho de futbol americano. Es un honor poder recibir a los campeones. Es un honor recibir a los Raiders por segundo año consecutivo. En términos de popularidad son dos de los cuatro equipos más populares en México”, dice Olivé. Los primeros dos sitios les pertenecen a Cowboys de Dallas y Steelers de Pittsburgh, alternándose el primer lugar.

Otro ingrediente especial de este juego es que llega en la recta final de un 2017 de grandes adversidades para México, específicamente por los terremotos que azotaron al país. Uno de ellos tuvo terribles consecuencias en la capital mexicana y varias entidades del centro del país con cientos de personas muertas y miles de heridas.

El Raiders-Patriots se jugará el día en que se cumplan dos meses del terremoto.

“El mensaje que estamos buscando lanzar es de que estamos de pie y viendo hacia adelante”, asevera Olivé. “Espero un gran evento, espero que la gente lo disfrute, espero que esto nos permita superar lo realizado el año pasado y que nos lleve a un siguiente nivel”.

Ese siguiente nivel, sueñan algunos, es una franquicia de la NFL jugando de manera permanente en México. Pero Olivé ataja que eso no sucederá pronto, aunque tampoco lo descarta algún día.

“No me atrevo a dar una proyección de cuándo podría ser, porque para que eso pudiera suceder tienen que pasar antes muchísimas cosas, pero creo que vamos en un buen camino”, dice. “Hace tres o cuatro años era improbable que pudiésemos estar teniendo esta conversación respecto de juegos en México… El cielo es el límite”.