VIDEO: Candela, la ciudad de Italia que paga porque vayas a vivir allí

Si alguna vez soñaste soñar con vivir en Italia, ya puedes

Guía de Regalos

VIDEO: Candela, la ciudad de Italia que paga porque vayas a vivir allí
Candela está en riesgo de ser una ciudad fantasma. Captura de pantalla YT

Con buen vino, el mejor queso, y el alcalde de esta pequeña ciudad italiana además ofrece pagar por mudarse a ella.

El alcalde Nicola Gatta quiere restaurar Candela, una pequeña ciudad medieval en el sur de Italia, a su antigua gloria bulliciosa, cuando “los viajeros lo llamaron ‘Nap’licchie’ (Pequeña Nápoles), por sus calles llenas de viajeros, turistas, comerciantes y vendedores gritando “, como lo describió a la CNN. En la década de 1990, más de 8,000 personas llamaron a Candela su hogar, pero hoy sus sinuosas calles albergan a solo 2,700 residentes.

El ayuntamiento de Candela no ofrece una fortuna por ir a vivir a la Pequeña Nápoles, pero la suma definitivamente facilitará el traslado. Recibirás 800 euros (US$ 947) si te mudas tú mismo; 1,200 euros (US$ 1,420) para una pareja; las familias de tres obtienen de 1,500 a 1,800 euros US($ 1,775 a $ 2,130); y las familias de cuatro a cinco recibirán más de 2,000 euros (US$ 2,371). Eso debería al menos ser suficiente para cubrir la moto scooter obligatoria para moverse en la ciudad.

Te puede interesar:

Los ciudadanos más nuevos de Candela tendrán el placer de vivir en una ciudad tranquila adornada con una arquitectura barroca, rodeada de majestuosas colinas onduladas, y que al parecer presenta el callejón más pequeño del mundo, de apenas 35 centímetros de largo. “Es un estilo de vida tranquilo y simple. No hay aglomeraciones, es fácil moverse, no hay tráfico ni contaminación”, dijo también a CNN el fotógrafo Francesco Delvecchio, residente de Candela. Y de acuerdo con el alcalde Gatta, no ha habido un crimen en 20 años.

Hasta el momento, seis familias se han asentado y otras cinco familias han presentado su solicitud. No hay indicación de cuánto dinero están dispuestos a repartir en total para los nuevos vecinos, pero la oferta no deja de ser interesante.