En diciembre se votará por el futuro de la neutralidad de la red

La norma que impide que los proveedores de Internet den privilegios a ciertos usuarios por sobre otros podría llegar a su fin en las siguientes semanas

Guía de Regalos

En diciembre se votará por el futuro de la neutralidad de la red
Una Internet con dos velocidades de acceso a los sitios más populares de Internet es lo que vivirá si se anula la neutralidad de la red.
Foto: Pexels

Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC por sus siglas en inglés) dio a conocer que el organismo está trabajando para tratar de anular las reglas de 2015 que prohíben que los proveedores de Internet en el país impidan el acceso de los consumidores a contenido que hay en la red.

Pai indicó que toda la Comisión votará el próximo 14 de diciembre en favor o en contra de eliminar las llamadas reglas de neutralidad en la red, que fueron defendidas a capa y espada por el expresidente Barack Obama, y en donde se les da trato de servidores públicos a los proveedores de Internet.

Dichas reglas prohíben que los proveedores de banda ancha bloqueen o ralenticen el acceso o carguen más a los consumidores por ciertos contenidos, lo cual es conocido como Internet de dos velocidades. Ahora, lo que se pretende es que el Internet sea libre y abierto, para así garantizar a los consumidores igualdad de acceso y evitar que los proveedores de banda ancha favorezcan sus contenidos.

En caso de que sea aprobada la propuesta, compañías como AT&T Inc, Comcast Corp y Verizon Communications serían las más beneficiadas, pues podrán decidir a qué contenidos pueden acceder los clientes y a qué precio. Por el contrario, el gran revés sería para Google y Facebook, que pidieron no invalidar las normas.

Pai afirmó que su propuesta evitará que los gobiernos estatales y locales creen sus propias normas de neutralidad, porque el servicio de Internet es “de forma inherente un servicio interestatal”.

“La FCC no se dedicará más al negocio de microgestionar modelos de negocio y prohibir de manera preventiva servicios, aplicaciones y productos que podrían ser procompetitivos. Solo deberíamos fijar reglas para que compañías de todo tipo en cada sector compitan y dejen que los consumidores decidan quién gana o pierde”, agregó.