‘La Migra’ se lo lleva por dos infracciones menores en el Subway

Carlos Julio Aquino Martínez habría sido detenido por autoridades migratorias por una infracción menor, según su esposa Silvina Primor, aunque ICE asegura que el padre de tres hijos fue arrestado por cargos criminales
‘La Migra’ se lo lleva por dos infracciones menores en el Subway
Silvina Primor no sabe por qué su esposo, Carlos fue arrrestado por ICE.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Una madre mexicana y sus tres hijos enfrentan el desamparo luego de que el padre fuera arrestado sin motivo aparente por agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), según la familia.

Carlos Julio Aquino Martínez, un inmigrante del estado mexicano de Puebla, acumula un par de infracciones menores relacionadas con el sistema de transporte público neoyorquino, pero no tiene un récord criminal que justifique el arresto por autoridades de inmigración, reclama su esposa Silvina Primor, de 33 años.

Sin embargo, Rachael Yong Yow, vocera de la agencia federal, dijo en un correo electrónico que Aquino Martínez “ingresó ilegalmente a los Estados Unidos en una fecha y lugar desconocidos. Además, Martínez fue declarado culpable de cargos criminales locales en mayo de 2017”, aunque no especifica los cargos en cuestión.

Aquino Martínez, quien emigró a la ciudad de Nueva York a los 12 años, fue arrestado por oficiales del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) en mayo pasado, por usar la Metrocard de estudiante de su hija en una estación de tren de East Harlem, dijo su esposa. Sin saberlo, el padre cometió hurto de servicios, una ofensa criminal menor bajo las leyes neoyorquinas.

Silvina Primor no sabe por qué su esposo Carlos fue arrestado por ICE.

Para entonces, la Policía le informó a Aquino Martínez que existía una orden de arresto en su contra por no pagar una multa por saltar el torniquete del tren, una falta menor que cometió en la adolescencia.

“Mi esposo no sabía de esa orden de arresto, así que pagó las multas y lo dejaron ir. Son las únicas faltas que ha cometido en este país. Es un hombre de trabajo, hay días que nada más duerme dos horas porque hace pasteles en la casa para vender. Hace lo imposible para sus hijos”, agregó Silvina. “ICE se llevó a mi esposo por brincarse el torniquete del tren, es la única razón que encuentro. No hay motivo para esta separación, mis hijos sufren demasiado. Mi hijo pequeño no deja de llorar en la escuela”.

Una separación familiar abrupta y dolorosa

Aquino Martínez, de 39 años, salió de su apartamento el viernes 17 de noviembre a las 7:45 de la mañana para llevar a su hijo a la escuela. Parecía un día normal en la vida de este panadero y trabajador de restaurante, pero ‘Carlitos’, como lo llaman en el vecindario, nunca imaginó que al volver a casa sería separado abruptamente de sus tres hijos de 9, 13 y 17 años, todos nacidos en Estados Unidos.

Según testigos, cuatro camionetas sin insignias del ICE se estacionaron desde el amanecer frente al edificio de la familia. En un video de vigilancia se observa a un agente, vestido de civil, rondando el lugar con suma discreción. Unos minutos después el oficial llama por radio a los otros agentes cuando ve acercarse a Aquino Martínez.

“Hicieron que se bajara de su bicicleta, lo pusieron contra la pared y lo registraron como si fuera un criminal. Todo ocurrió frente a nuestra casa, sin explicación de nada. Él no tiene una orden de deportación, nunca fue arrestado por inmigración. Tiene dos trabajos y paga sus impuestos, es un padre ejemplar”, dijo Silvina, una empleada doméstica. “Esperé a mi esposo para irnos a trabajar y nunca regresó. Me enteré de que había sido arrestado cuando la secretaria del edificio me llamó para pedirme que fuera a buscar su bicicleta”.

Silvina Primor no sabe por qué su esposo Carlos fue arrestado por ICE.

Yong Yow, portavoz de ICE, precisó en el correo electrónico que Aquino Martínez efectivamente fue detenido el 17 de noviembre por oficiales de deportación del programa Enforcement and Removal Operations (ERO) y que se ha emitido un aviso para que comparezca ante un juez de inmigración.

“Actualmente se encuentra bajo custodia de ICE en espera de un proceso de deportación”, dijo Yong Yow.

El padre permanece recluido en un centro de inmigración en Nueva Jersey.

¿ICE lo arresta solo por ser indocumentado?

Silvina asumió que su esposo había sido arrestado por oficiales del NYPD, debido a que los agentes que se llevaron a su esposo no portaban ninguna insignia que los identificara como de ICE.

“Los busqué con una oficial del NYPD que habla español, ella me dijo que él estaba limpio, que nada más tenía dos infracciones menores en su récord y que no había ninguna orden de arresto en su contra. Ella me pidió que me fuera a casa y que esperara la llamada de mi esposo”, comentó la madre. “Mi esposo llamó unas horas después para decirme que migración lo había agarrado nada más por cruzar la frontera como indocumentado, eso fue lo único que le dijeron”.

Carlos Gerardo Izzo Rivera, portavoz del Consulado de México en Nueva York, explicó que “aparentemente la detención está relacionada con la existencia de un antecedente penal”.

“Le hemos pedido al centro de detención que atienda una condición médica no grave que presenta (Aquino Martínez) (…) Seguiremos muy al pendiente del caso y de que se respeten los derechos de nuestros connacionales”, dijo Izzo Rivera.

Al cierre de esta edición, desde el Consulado se informó que este miércoles personal del Departamento de Protección había hablado con Aquino y que éste les había mencionado que aparte del problema de la metrocard tenía otro caso penal de hace años atrás pero que no recordada extactamente acerca de qué.

Al borde del desamparo

Silvina comentó que no puede pagar el alquiler de su apartamento sin el ingreso de su esposo, por lo que está obligada a mudarse con sus hijos a la sala en casa de su familia.

“Estoy trabajando todas las horas que puedo limpiando casas, buscando toda la ayuda posible para ayudar a mi esposo y a mis hijos. Inicialmente le mentí a mi hijo pequeño sobre por qué su papá no está en la casa, le dije que se había ido a trabajar a otra ciudad. Para él ha sido demasiado duro saber que su padre está encarcelado injustamente”, dijo la madre. “Mi hijo mayor es un buen estudiante con grados notables y ahora ha bajado su rendimiento escolar, está muy afectado. Mis tres hijos enfrentan un dolor inmenso”.