Tras reunión con Trump, demócratas y republicanos comparten urgencia de corregir “DACA”

La reunión insufla esperanza de que el Congreso pueda dar solución a los "Dreamers"

Guía de Regalos

Tras reunión con Trump, demócratas y republicanos comparten urgencia de corregir “DACA”
Los "Dreamers" mantienen su lucha en el Congreso.
Foto: Mark Wilson/Getty Images

WASHINGTON— El presidente Donald Trump y los republicanos del Congreso insistieron este jueves en una reunión con los demócratas que cualquier paquete migratorio que atienda la situación de los “Dreamers” debe hacerse por un carril separado y ajeno a la ley de gastos del gobierno y, aunque no precisaron cuándo, ambos partidos coincidieron en la urgencia de corregir la situación de los “Dreamers”.

Si bien la reunión dejó en claro que ambos partidos mantienen diferencias en torno a asuntos como la seguridad fronteriza, el encuentro insufla vida a las negociaciones bipartidistas para corregir la situación de los más de 750,000 “Dreamers” amparados bajo el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, desmantelado por la Administración Trump.

La reunión coincidió con una intensa jornada de cabildeo de más de un centenar de activistas del movimiento de los “Dreamers” en el Congreso y en la Casa Blanca, que viajaron a Washington de decenas de estados para exigir la aprobación del “Dream Act” antes de fin de año.

Trump convocó a una segunda reunión hoy en la Casa Blanca para analizar los asuntos pendientes en el Congreso, después de que el pasado 28 de noviembre, los principales líderes demócratas, Chuck Schumer y Nancy Pelosi, boicotearon el primer encuentro porque el mandatario los atacó en Twitter.

En esa ocasión, Trump se reunió únicamente con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, y el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, y continuó acusando a los demócratas de querer provocar un cierre del gobierno con su exigencia de incluir el “Dream Act” en la ley de gastos.

De cara a su base y elementos anti-inmigrantes, Trump volvió a repetir esa acusación ayer, además de insistir en que los demócratas quieren abrir las fronteras a inmigrantes indocumentados que traen consigo “tremendas cantidades” de crímenes.

Schumer respondió hoy que a los demócratas no les interesa un cierre del gobierno y que si eso llegase a ocurrir, el único responsable sería Trump.

Pese a los ataques, los demócratas participaron en la reunión en la Casa Blanca, donde decenas de activistas los esperaban con carteles y mensajes de presión para aprobar el “Dream Act” antes de fin de año.

Con el desmantelamiento de “DACA” que ordenó Trump, 11,304 “Dreamers” ya han perdido sus permisos, aunque el Congreso tiene hasta el 5 de marzo de 2018 para encontrar una solución permanente.

Ambas cámaras del Congreso aprobaron hoy una medida temporal que evita el cierre del gobierno pasada la medianoche de mañana y autoriza fondos hasta el próximo 22 de diciembre, para continuar negociando una solución presupuestaria de largo plazo.

Los deseos de Trump

Al inicio de la reunión, Trump y los legisladores hicieron breves declaraciones a la prensa sobre asuntos como la defensa, la epidemia de los opiáceos, y el seguro médico para niños, pero ninguno hizo mención del “Dream Act” y los demás asuntos que han causado discordia.

Más adelante, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo en un comunicado que, durante la reunión, Trump y los republicanos subrayaron que “las negociaciones sobre inmigración deben mantenerse por un carril separado, y no como parte de un proyecto de ley de gastos del gobierno”.

Trump reiteró que cualquier paquete de inmigración incluya un fin a “la inmigración en cadena”, un muro fronterizo, y la aplicación de medidas policiales para frenar la inmigración ilegal y la permanencia en el país con visas vencidas, precisó la portavoz.

Las negociaciones presupuestarias de largo plazo continuarán mañana. Los republicanos suman 52 escaños en el Senado, pero necesitan 60 votos para la aprobación de legislaciones presupuestarias.

Las discordias en el Congreso

Mientras,  los republicanos y los demócratas emitieron sendos comunicados en los que calificaron la reunión como productiva, pero reflejaron sus continuas diferencias sobre la solución adecuada para  los “Dreamers”.

“Aunque todos acordamos la necesidad de atender a la población de DACA, los líderes republicanos enfatizamos  la necesidad de atender la seguridad fronteriza, la aplicación de las leyes al interior del país, y otras partes de nuestro maltrecho sistema migratorio, y que no sean tomados como rehén de los fondos” de defensa, indicaron Ryan y McConnell.

“Los líderes acordaron que continuarán las discusiones sobre todos estos asuntos”, puntualizaron.

Por su parte, Schumer y Pelosi matizaron que no se llegó a ningún acuerdo en particular pero que continuarán las discusiones, porque a los demócratas les interesa resolver asuntos bipartidistas como los fondos de defensa, ayudas para los veteranos, y la lucha contra el abuso de los opiáceos.

También quieren fondos para el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP) y los centros de salud comunitarios, el fortalecimiento de las pensiones, y la aprobación del “Dream Act”, enfatizaron.

Antes de la reunión con Trump, Pelosi dijo en su propia rueda de prensa que su bancada mantiene la postura de que no iniciarán el receso navideño sin haber aprobado el “Dream Act”.

El “Dream Act” tiene apoyo bipartidista y gran apoyo popular en las encuestas, incluso entre republicanos, según una encuesta de la cadena CBS.

“No nos iremos de acá sin corregir DACA”, prometió Pelosi, quien agregó que los demócratas están dispuestos a negociar de forma bipartidista algunos elementos para la seguridad fronteriza. Su partido siempre se ha opuesto a un “trueque” del  “muro por los Dreamers”.

“No nos estamos echando hacia atrás en nada, incluso en atender las necesidades de proteger nuestra frontera. No vamos a convertir este país en un reino del terror de medidas policiales domésticas y que el DACA, los Dreamers, paguen el precio”, aseguró.

Para Ali Noorani, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración, la reunión “ha sentado la base para el progreso” en torno a la eventual legalización de los “Dreamers“, algo que encuentra apoyo entre votantes de todo el espectro político.

Grupos conservadores como Bibles, Badges and Business for Immigration Reform han realizado más de 400 eventos en 28 estados y 109 distritos del Congreso en todo el país, mientras que 34 republicanos le han pedido a Ryan un voto que resuelva de una vez el limbo legal de los “Dreamers”.