La Ciudad emite alertas por “ciclón bomba” invernal

La Oficina de Manejo de Emergencias advirtió que la tormenta dejará hasta 6 pulgadas de nieve y provocará gélidas temperaturas, inundaciones costeras y vientos de hasta 40 millas por hora
La Ciudad emite alertas por “ciclón bomba” invernal
Bajas temperaturas en Queens.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Desde hace una semana los neoyorquinos están soportando un frío ártico extremo que ha mantenido el termómetro hasta 20° por debajo de las temperaturas normales para esta época del año, y los pronósticos indican que la situación empeorará a partir de este jueves cuando la Gran Manzana será golpeada por un “ciclón bomba” invernal.

Los meteorólogos explicaron que el nombre de “ciclón bomba” es porque se espera que la presión de la tormenta baje de manera drástica, como si fuera una explosión huracanada. Ante este panorama, varias agencias de la Ciudad emitieron alertas y advertencias a los neoyorquinos, para que tomen las medidas de precaución necesarias.

La Oficina de Manejo de Emergencias (OEM) de la Ciudad emitió un aviso de viaje peligroso vigente para este jueves, luego que el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) alertara de una vigilancia de tormenta de invierno para la ciudad de Nueva York, que estaría vigente desde este miércoles en la noche hasta el jueves por la tarde.

Estaba previsto que la nieve comenzara a caer a la medianoche del miércoles y se esperaban las mayores acumulaciones en horas de la mañana de este jueves. La tormenta podría prolongarse hasta la noche. El NWS prevé un total de 3 a 6 pulgadas de acumulación, aunque sectores como Queens y Long Island podrían registrar mayores cantidades.

Aviso de inundación costera

También se pronosticaron fuertes vientos con una velocidad sostenida de entre 15 a 25 millas por hora y ráfagas de entre 35 y 40 millas por hora, por lo cual el NWS también emitió un aviso de inundación costera vigente desde las 9 a.m. hasta el mediodía de este jueves para las zonas vulnerables a lo largo de las costas de Staten Island y Southern Queens.

“Los neoyorquinos deben prepararse para carreteras cubiertas de nieve y visibilidad limitada, ya que los fuertes vientos pueden provocar ventiscas. Se recomienda a los viajeros utilizar el transporte público cuando sea posible y tener precaución al conducir, caminar o andar en bicicleta”, advirtió la OEM.

Bajas temperaturas en Queens.

El reglamento de estacionamiento alterno fue suspendido este jueves y el viernes para facilitar la remoción de nieve, informaron las autoridades; sin embargo, el pago en los parquímetros permanecerá vigente en toda la ciudad.

Las autoridades también pidieron a los neoyorquinos que se preparen para las bajas temperaturas, que continuarán su descenso drástico el jueves. Aunque durante la nevada el termómetro marcará los 28° Fahrenheit, el día siguiente vendrá lo peor, cuando se pronostica un radical descenso de las temperaturas que llegarán hasta un mínimo histórico de 4° el viernes y hasta 3° el sábado.

Pérdidas económicas

Ante la amenaza de una severa tormenta invernal que podría paralizar la ciudad de Nueva York desde la medianoche del miércoles, los trabajadores hispanos de Queens están tomando previsiones para mantenerse seguros, pues, según pronostican las autoridades, este condado y Long Island serán los sectores más afectados por las acumulaciones de nieve -de hasta 10 pulgadas- y las temperaturas polares.

El cocinero mexicano Gelasio Ramírez, de 30 años y residente de Jackson Heights, estima que la tormenta de nieve dejará estragos económicos para el distrito comercial.

Vendedor de comidas en la Roosevelt, Gelasio Ramirez se prepara para la nieve.

“El clima severo nos dejará pérdidas, es un golpe al bolsillo. Estamos obligados a cerrar en días de mucha nieve y frío. La verdad es que este invierno ha sido brutal. No se había sentido un frío así en años”, comentó Ramírez, quien sirve comida caliente en un carrito en la esquina de la calle 76 y la avenida Roosevelt. “Tenemos unos cinco años trabajando en esta esquina. Los días de frío intenso hay pocos clientes”.

Ramírez dijo que el negocio cerrará durante la tormenta y los días posteriores, en caso de que las condiciones en las calles sean poco seguras.

Alerta a compañías de construcción

Entre tanto, algunos trabajadores de la construcción contaron que su jornada continuará con normalidad, sólo en caso de que los pronósticos estén equivocados y las acumulaciones de nieve sean escasas.

“Hemos trabajado con mal clima, nuestra labor no paró en las nevadas del año pasado. Solamente una tormenta verdaderamente severa haría que toda la construcción frenara”, explicó el guatemalteco Alfredo Juárez, de 27 años. “Yo viajo desde Yonkers y trabajo en diferentes puntos de la ciudad, la nieve lo hace todo más difícil, pero estamos preparados para no afrontar riesgos”.

El guatemalteco Edwin Pérez, de 30 años y compañero de Alfredo, comentó que está listo para mantenerse abrigado y a salvo durante la nevada.

Trabajadores Edwin Pérez y Alfredo Juárez se preparan para la nieve.

Pérez y Juárez trabajan para una compañía de instalación de elevadores.

“La compañía está pendiente de las advertencias de la Ciudad y nosotros también. Nuestra vida vale más que todo”, dijo Pérez.

Y precisamente el Departamento de Edificios (DOB) emitió este miércoles una advertencia de fuertes ráfagas y vientos de hasta 40 millas por hora, lo que requiere extremar precauciones a compañías de construcción y operadores de grúas.

La agencia precisó que la advertencia está vigente desde el miércoles 3 de enero y que posiblemente se extendería hasta el viernes 5 de enero.

Durante la alerta, el DOB requiere a dueños de propiedades, operadores de grúas, contratistas y compañías de construcción proveer equipo de seguridad y entrenamiento a los empleados, además de instalaciones seguras, especialmente andamios y líneas de vida.

El DOB advirtió que sus supervisores estarán inspeccionando los sitios de construcción en toda la ciudad.

“Si los sitios no son seguros, el Departamento tomará acciones inmediatas, emitirá sanciones y ordenará el paro del trabajo en caso de ser necesario”, dijo la agencia en un comunicado.

El DOB dijo que las ráfagas y vientos podrían ser más potentes y veloces de lo pronosticado en ciertas zonas de la ciudad, por lo que los dueños de propiedades deberán implementar las medidas de seguridad que requiere el Código de Construcción de la Ciudad.

¿Cuál es el pago por limpiar nieve?

Ligia Guallpa, directora ejecutiva del Proyecto Justicia Laboral (WJP), advirtió a los jornaleros acerca del riesgo de accidentes mortales y robo de salario durante la remoción de nieve en distritos comerciales y zonas residenciales.

La organización proveerá entrenamiento a los trabajadores este jueves a las 7:00 a.m. y el sábado a las 6:00 p.m. en el centro de trabajadores de Bay Parkway, situado en 8973 Bay Pkwy, Brooklyn, NY 11214.

Guallpa recomendó a los trabajadores vestir botas reforzadas para nieve, vestir con varias capas, cubrirse cabeza, nariz y boca con gorro y bufanda, además de iniciar la remoción de nieve únicamente cuando la nevada se haya detenido. Limpiar durante la tormenta puede propiciar caídas peligrosas, dijo la activista.

El empleador está obligado a instalar andamios en techos a más de 6 pies de altura, así como proveer arnés y equipos de seguridad. El trabajador debe asegurarse de que el arnés esté debidamente conectado a la línea de vida.

Los jornaleros pueden cobrar $60 dólares por dos horas de trabajo, $80 por cuatro horas y $120 por seis horas, según la recomendación del centro de Jornaleros del Proyecto Justicia Laboral. Se considera robo de salario si el empleador rehúsa pagar la cantidad acordada. Para más información visite el centro de trabajadores de Bay Parkway o comuníquese al (718) 600-0425.

Tormenta en cifras

  • El Departamento de Parques desplegará 44 camiones palas para la remoción de nieve en áreas públicas, 115 vehículos equipados con palas y 150 esparcidores de sal y otros equipos para remover la nieve en los parques y sus inmediaciones.
  • El Departamento de Sanidad (DSNY) responderá a la tormenta con 693 esparcidores de sal y 1,500 palas, que estarán operando cuando se registren hasta 2 pulgadas de nieve en calles y carreteras. La agencia dispone de palas adicionales si la acumulación de nieve es mayor de lo pronosticado.
  • El DSNY asignará 2,300 trabajadores por turno. Los trabajadores serían asignados a turnos de 12 horas a partir de las 7 p.m. del miércoles.
  • No se había pronosticado una tormenta de nieve tan potente desde Estella en marzo de 2017; sin embargo, para entonces, el impacto fue menor de lo previsto. Las autoridades piden al público mantenerse alerta.