VIDEO: Moisés Muñoz debutó en el Clausura 2018 con tremendo ridículo

Puebla derrotó al campeón Tigres, pero el portero "Moy" demostró que tiene manos de mantequilla
VIDEO: Moisés Muñoz debutó en el Clausura 2018 con tremendo ridículo
Moisés Muñoz cometió un grave error en su debut en el Clausura 2018
Foto: Imago 7

Los Tigres tenían 10 años de no perder en Puebla, pero los Camoteros les quitaron ese invicto y de paso les abollaron la corona al vencerlos 2-1, en el arranque del Clausura 2018.

El monarca del Apertura 2017 no pudo con el equipo poblano, que tuvo en el ex Tigre, Francisco Acuña, a la figura para vencer a los felinos, que no perdían en la Angelópolis desde el 30 de septiembre del 2007, cuando Puebla ganó 3-0.

Los Tigres consintieron a los pupilos de Enrique “Ojitos” Meza, quienes fueron creciendo hasta jugarle de tu a tu a los felinos en la segunda mitad, pues incluso Nahuel Guzmán, salvó a los de Ricardo Ferretti de dos goles más.

La primera de gol fue para los Tigres, cuando el francés Andre-Pierre Gignac disparó de media vuelta dentro del área.

Sin embargo fue Puebla el equipo encargado de marcar el primer gol del torneo, al minuto 25, cuando Brayan Angulo fue el último en tirar en una melé dentro del área felina.

Los de la “U” tenían el balón, y vivían su mejor momento, sin embargo empataron 1-1 gracias a un regalo del veterano portero Moisés Muñoz, quien dejó ir entre las piernas un centro de Jesús Dueñas, para que llegara Enner Valencia y marcara el gol al 43′.

En el segundo tiempo, Puebla fue mejor y Nahuel la figura felina.

Al 48′, el uruguayo Christian Tabó tiro colocado al recibir un buen pase de Acuña, pero Guzmán desvió el balón.

Luego al 71′, el “Patón” volvió a salvar a Tigres, cuando un remate de Jesús Escoboza lo atajó, pero el balón siguió su curso a ras de pasto hacia la portería, pero el argentino lo sacó antes de que cruzara totalmente la línea de gol.

El 2-1 llegó al 78′, cuando Acuña tomó un balón mal cortado por Jorge Torres Nilo y venció con colocación a Guzmán.

Acuña siguió haciendo estragos a la zaga felina y en otra escapada por la banda izquierda se a cercó al área para sacar un centro golpeando de “tres dedos”, sin embargo, Christian Marrugo, desaprovechó al tirar por fuera en una clarísima oportunidad.

Así, los Tigres empezaron como lo han hecho en algunos torneos: “a lo Tigre”, flojos, para luego levantar.

Y por lo pronto, para hacerlo, deberán vencer el próximo sábado al Santos, en la apertura del torneo como local.