Confrontan en vivo a James Franco sobre las acusaciones de acoso sexual en su contra

Sudó "la gota gorda" para responder
Confrontan en vivo a James Franco sobre las acusaciones de acoso sexual en su contra
James Franco con Stephen Colbert.
Foto: Twitter

El pasado domingo, mientras James Franco subía al escenario de los Globos de Oro para recoger el premio a Mejor Actor en Comedia o Musical por su trabajo en ‘The Disaster Artist’, que también dirigió, en las redes sociales se generaba un debate paralelo debido al pin que el actor lucía en la solapa de su traje, en apoyo a la iniciativa ‘Time’s Up’. Varias mujeres utilizaron sus perfiles de Twitter para acusar al intérprete de desplegar un comportamiento inadecuado en su presencia, relacionado con proposiciones de naturaleza sexual, o de tratar de iniciar encuentros sexuales -a veces no consentidos- con menores de 18 años pese a ser consciente de su edad.

Entre estas personas se encontraba la actriz Ally Sheedy, con quien James trabajó en 2014 en la obra ‘The Long Shrift’, quien dio a entender en una serie de tuits ya eliminados que su experiencia con la estrella de Hollywood le había empujado a abandonar la industria y que él no merecía participar en la prestigiosa ceremonia.

En su primera aparición pública desde que se iniciara esta polémica, el también cineasta y guionista no ha dudado en abordarla alegando que respeta el derecho de las víctimas a compartir sus historias, pero distanciándose de cualquier reproche realizado por su antigua compañera de reparto.

“Las cosas que he oído que estaban surgiendo en Twitter… no son precisas, pero apoyo que la gente dé un paso al frente y pueda contar con un altavoz, porque yo mismo no tuve voz durante mucho tiempo. Así que no quiero acallarlos, de ninguna manera. Creo que es algo bueno y lo apoyo”, comenzaba el actor, antes de pasar a mencionar expresamente las críticas recibidas por parte de Sheedy.

“No tengo ni idea de lo que le hice a Ally Sheedy… La dirigí en una obra off-broadway. Yo me lo pasé muy bien durante nuestro tiempo juntos y siento un respeto total hacia ella. Desde entonces ha borrado esos tuits, así que no puedo hablar por ella”, matizó.

En respuesta al resto de personas que han hablado en su contra, como las actrices Sarah Tither-Kaplan -quien denunció la explotación del desnudo femenino a la que James recurriría en sus filmes- o Violet Pale -que le acusó de intentar obligarla a practicarle sexo oral en un coche y de haber invitado a una amiga suya de 17 años a su habitación de hotel -, el popular actor ha aclarado que ninguna de ellas se ajusta del todo a la verdad.

“Respecto a las otras [acusaciones], a lo largo de mi vida siempre me he enorgullecido de responsabilizarme de todo aquello que he hecho. Es algo que debo hacer para garantizar mi propio bienestar. Siempre que sé que hay algo malo o que debe ser cambiado, convierto en una prioridad el hacer algo al respecto”, explicó para aclarar su posición a su paso por el programa ‘The Late Show With Stephen Colbert’, antes de prometer que aceptaría sus errores y trataría de enmendarlos si se demostraba que había cometido alguno.

“En mi caso, por la forma en que vivo mi vida, no puedo seguir adelante si debo resarcirme o compensar a alguien; si debe hacerse, lo haré. Si he hecho algo malo, lo arreglaré, tengo que hacerlo. Creo que así funciona eso. No sé qué más hacer”, aseguró, añadiendo que no posee todas las respuestas para afrontar la situación excepcional que atraviesa Hollywood respecto a los casos de abusos y acoso que salen a la luz cada día, relacionados con algunas de las personalidades más relevantes de la industria.

?>