Puertorriqueños votarían por presidente de EEUU…simbólicamente

Se busca presionar sobre la relación política de Estados Unidos y Puerto Rico
Puertorriqueños votarían por presidente de EEUU…simbólicamente
Bajo proyecto de ley del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, los votos de los boricuas no tendrían real peso electoral.
Foto: / EFE

SAN JUAN, Puerto Rico – El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, firmó hoy un proyecto de ley que establece el derecho de los ciudadanos de la isla a expresarse, mediante voto simbólico, en las elecciones presidenciales de Estados Unidos para presionar sobre la relación política con el país norteamericano.

“Hemos atendido grandes retos económicos y fiscales durante poco más de un año. Para mitigar el efecto de estos retos hemos tomado medidas efectivas para incentivar la economía y atender nuestra situación fiscal”, expresó en un comunicado el gobernador, del PNP, partido que apoya la anexión de la isla caribeña a Estados Unidos.

“Para salir de estos problemas tenemos que terminar con nuestra relación colonial con EEUU que nos impide tener los recursos y mecanismos para atender nuestras necesidades”, agregó al aludir al estatus actual de la isla.

Puerto Rico es territorio estadounidense desde 1898 y se define como Estado Libre Asociado a ese país, con Constitución propia y con un importante grado de autonomía, aunque EEUU  se reserva apartados como defensa, moneda, inmigración y aduanas, entre otros.

Sin embargo, a diferencia de los que viven en EEUU, los puertorriqueños que residen en la isla no puede votar en las elecciones presidenciales, pero sí pueden hacerlo en las primarias de los partidos.

La ley, detalla el comunicado de hoy, permitirá que en el día de las elecciones generales en EEUU en Puerto Rico se entregue a los electores una papeleta adicional para emitir su voto por el presidente y el vicepresidente de Estados Unidos.

La medida busca crear conciencia y presionar a los políticos y ciudadanos estadounidenses que viven en los 50 estados de EEUU sobre la condición colonial de Puerto Rico que “usurpa poderes políticos a los ciudadanos americanos residentes en la isla”, según la nota.

“Las dificultades para que el Gobierno federal atienda nuestros reclamos y destine recursos a la isla que nos permitan atender la emergencia creada por los huracanes y para evitar un colapso de nuestro sistema de salud evidencian el efecto nefasto que provoca nuestra falta de poderes políticos por no ser un estado de la nación”, destacó el primer mandatario.

Además, Rosselló recordó que durante su campaña de 2016 propuso en el “Plan para Puerto Rico la creación de la Comisión de Igualdad y el voto presidencial como mecanismos para denunciar” la “relación colonial y presionar para su terminación”.

“Con este proyecto cumplimos nuestro compromiso con el pueblo y seguiremos luchando para terminar con esta relación indigna que nos mantiene rezagados en comparación a los 50 estados”, concluyó el gobernador.