Subdirector del FBI “se hace a un lado” en medio de presiones del presidente Trump

La Casa Blanca afirma que el mandatario no influyó en la decisión
Subdirector del FBI “se hace a un lado” en medio de presiones del presidente Trump
Andrew McCabe se quedará en la nómina del FBI hasta marzo.

El subdirector del FBI, Andrew McCabe, quien ha sido presionado por el presidente Donald Trump, “se hizo a un lado” este lunes, informó NBC News, según varias fuentes familiarizadas con el asunto.

McCabe permanecerá en la nómina del FBI hasta que sea elegible para jubilarse con todos los beneficios a mediados de marzo, aseguraron las fuentes, una vía que siguó para “hacerse a un lado” de la administración federal, luego de que se revelara que el mandatario le preguntara por quién voto.

McCabe ha estado en el centro de las constantes tensiones entre la Casa Blanca y el FBI y, según los informes, ha estado bajo presión para renunciar.

A principios de este mes, el Washington Post informó que después de que Trump despidió al director del FBI, James Comey, se reunió con McCabe en la Oficina Oval y le preguntó a quién votó, además de expresarle su enojo por los miles de dólares en donaciones a su esposa, una demócrata que no ganó la candidatura al Senado de Virginia en 2015.

El punto clave es que el comité de donaciones era controlado por un amigo de Hillary Clinton, lo que incomodó al presidente Trump.

McCabe había servido en el FBI desde 1996 bajo la dirección de Robert Mueller y Comey.

El presidente Trump no respondió a los cuestionamientos sobre la salida del funcionario, y la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que se habían visto informes sobre la renuncia de McCabe, pero que el mandatario no participó en la decisión.

“(El presidente) no tuvo papel alguno en ninguno de esos procesos”, expresó y pidió preguntarle al FBI.

El presidente cree que las investigaciones sobre la intervención de Rusia en el proceso electoral son impulsadas por sus enemigos y que hay intereses políticos de por medio.

Otro portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, dio a conocer un comunicado la semana pasada donde Trump establece sus sospechas.

“(El presidente) cree que los líderes políticamente motivados (del FBI) han manchado la reputación de la agencia de búsqueda imparcial de justicia”, expresó Shah.