Más de 20 jóvenes dan paliza a desamparado en tren en Manhattan

El vagabundo fue atacado mientras pedía dinero dentro de un vagón de la línea A en la estación de Columbus Circle
Más de 20 jóvenes dan paliza a desamparado en tren en Manhattan
El joven mendigo fue golpeado por una banda de entre 20 y 30 jóvenes en el metro
Foto: Spencer Platt/Getty Images

Un grupo de más de 20 jóvenes atacó a un desamparado dentro de un vagón del Subway que estaba parado en la estación Columbus Circle, en Manhattan, dejando a la víctima sangrando y con un diente roto, según informó del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

La pandilla le propinó la paliza al hombre, de 29 años, mientras este se encontraba pidiendo dinero dentro de un vagón de la línea A que permanecía estacionado dentro de la parada de la calle 59 en Manhattan alrededor de las 9:20 p.m. del pasado sábado, dijo la Uniformada.

Aunque los jóvenes agresores se dispersaron después del ataque, oficiales de la policía lograron arrestar a dos de los sospechosos.

Las autoridades acusaron a un joven que responde al nombre de Justin Moore, de 16 años, de asalto en pandilla, resistencia a ser detenido, obstrucción de la administración gubernamental, asalto con intento de causar daños físicos, asociación ilícita y conducta desordenada, entre otras acusaciones. Los fiscales no acusaron al otro joven.

Las autoridades consideran que la agresión no fue provocada, y la víctima fue trasladada al Hospital Mount Sinai West.

“Hay un vídeo de los chicos que estaban pisoteando al individuo. Pueden ver claramente que uno lleva puesta una chaqueta de cuero y el otro una chaqueta azul. Ese no es mi hijo, él llevaba una chaqueta azul”, aseguró Jaclyn Walker, una de las madres de los jóvenes sospechosos en declaraciones recogidas por el Daily News.  “Mi hijo no estaba peleando. Él no se mete en peleas”, añadió la mujer.

El abogado de Moore dijo que el director de Democracy Prep, la escuela del joven, se puso en contacto para ver si podía ayudar al joven. El defensor, que no quiso dar su nombre, añadió: “La ropa que él lleva esta noche, una chaqueta negra con parches grandes, es la misma que llevaba esa noche. Pero no hay sangre por ninguna parte de su chaqueta”.